Audi-s5 coupe tdi-2019-1600-02
Audi S5 Coupé y Sportback 2019: Dando la bienvenida al diésel
Rsz gettyimages-1142312884
Oscar Haro arroja algo de luz en el peculiar culebrón de Honda
Istobal-aspirado
Ácaros, polen, polvo, bacterias… ¿cómo lavo el coche para minimizar las alergias?
Gettyimages-1142578501
Christian Horner retrocede sobre sus pasos y la crítica al combustible de Ferrari
Lamborghini-huracan-modificaciones-coche-rallys-01
Te presentamos al Lamborghini Huracán más singular del año

Este Porsche 356 convertido en óxido cuesta 73.000 euros

Y no, no es broma. Esta a la venta en eBay y si tienes el dinero y las ganas necesarias para devolverlo a su estado original tendrás un clásico muy cotizado.

Porsche-356-port

No es la primera vez que vemos a un Porsche 356 en un deplorable estado puesto a la venta por el precio de un buen deportivo actual, aunque es posible que este sea el ejemplar menos cuidado y más “barato” de cuantos hemos visto. Aunque no cuenta con daños por accidentes, el óxido se ha convertido en el protagonista, tanto dentro como fuera. Y aún con eso está a la venta en eBay por unos 82.000 dólares, 73.000 euros al cambio. En serio.

Según su ficha este Porsche 356 de 1952 ha pertenecido a un mismo dueño desde la década de los 70 y se pintó originalmente en un impresionante Fish Silver Grey del que poco queda ya, seguramente a causa de un largo abandono en un garaje o cobertizo.

Las distintas zonas de la carrocería, las llantas, el interior... prácticamente todo ha pasado a tener un color teja, e incluso el suelo del conductor ha acabado agujereado por el óxido. Todas las superficies del interior tapicería incluida, también han tenido días mucho mejores (la zona de las puertas está directamente despellejada) y necesirarán ser retapizadas completamente.

Todo esto nos muestra hasta qué punto este coche necesita una profunda, laboriosa y larga restauración, con reparaciones estructurales incluidas para volver a la vida y eso no parece que vaya a salir barato.

Si nada de esto te ha espantado y tienes el tiempo, las manos y el dinero suficiente para ponerte manos a la obra podrías devolver a la vida una pieza clásica muy valorada por la que se pueden llegar a pagar más de 200.000 euros.