Volkswagen-golf r-2017-1600-0d
Volkswagen Golf R 2021: Asistencia confirmada, hibridación descartada
1017391705-lat-20190316- 86i5251
Max Verstappen alaba el ‘modo fiesta’ del motor Honda
911-cabrio-2019-portada
Conducimos el Porsche 911 Cabrio 2019: Descapotable para todo el año
Vettel
Nueva temporada, misma Ferrari
Seat-altea-2021-render-ok
Seat Altea 2021: ¿Planeando un regreso con chispa?

Así es la primera isla residencial del planeta exclusiva para vehículos eléctricos

Se ubica en Nueva Zelanda y sus pequeñas dimensiones hacen de ella el terreno perfecto para llevar a cabo un proyecto de lo más interesante por el que únicamente podrán circular vehículos eléctricos a lo largo de la isla. Se espera que se haga realidad en 2030.

Wj447g2ggfamzh3nk5ba4blmym

Si la isla de Waiheke no está entre los nombres más reconocidos de tu memoria es bastante normal, pues hablamos de un pequeño islote que pertenece a Nueva Zelanda y cuya población no llega a los 10.000 residentes. Sin embargo, quizás dentro de unos años estemos hablando de otra cosa y es que sus ambiciosos planes en materia de movilidad futura pueden cambiar por completo su situación.

Decimos esto porque los planes de una asociación local llamada Electric Island Waiheke pasan por convertir a la isla neozelandesa en el primer espacio residencial exclusivo para vehículos eléctricos del mundo. El objetivo pasa por ofrecer un parque automovilístico completamente eléctrico para el año 2030 y así convertir Waiheke en un espacio de energía limpia y barata referente en todo el planeta, tal y como cuentan desde nzherald.

En palabras del portavoz de esta asociación, formada por residentes de la isla, Vern Whitehead: “El precio de la gasolina en Waiheke es uno de los más altos de Nueva Zelanda lo que está perjudicando a las familias más vulnerables de nuestra comunidad.” Hablamos de un terreno que parece el ideal para este tipo de vehículos ecológicos y es que la isla tiene una superficie total de 92 km² y las máximas distancias que se pueden recorrer son inferiores a la autonomía media de los vehículos eléctricos actuales.

Todo este movimiento está siendo respaldado por los políticos de Nueva Zelanda, quienes además están trasladando algunas de las iniciativas a otras zonas del país. De convertirse todo ello en realidad, la isla de Waiheke se convertiría en el lugar con el menor coste medio del transporte de Nueva Zelanda, así como un territorio completamente respetable con el medio ambiente. En esta línea, el concejal de distrito, Hadleigh Reid, ya se ha hecho con los servicios de un Tesla Model S.

La transformación del parque automovilístico de la isla no será nada sencillo y es que en la actualidad apenas el 1% representa el total de vehículos eléctricos, con 80 ejemplares que circulan por Waiheke, de los 7.000 vehículos que hay registrados. Veremos cómo va avanzando todo.