Gettyimages-1085660578
Todo sobre la la tecnología mild hybrid: ¿Merecen la pena los llamados micro híbridos?
Alonso mclaren indy q 2019 1
McLaren se disculpa con Alonso tras el fracaso de Indianápolis
Ld11014
El mítico Land Rover Defender se convierte en esta completa camper
1017510998-lat-20190518-levitt-i500-0519 34589
Fernando Alonso no logra la machada y se queda fuera de las 500 millas de Indianápolis
Vonnen-porsche-911-hybrid-port
Vonnen trae al presente el Porsche 911 Hybrid

El Mercedes SLR Stirling Moss ya es más caro que un Bugatti Chiron

El Speedster con el que Mercedes rindió homenaje a Stirling Moss en 2009 no ha dejado de incrementar su cotización en los últimos tiempos. Una de sus escasas unidades se ha puesto a la venta en Suiza con un precio de escándalo: 2,59 millones de euros.

Sir Stirling Moss, leyenda viva del automovilismo, logró en 1955 el récord de la Mile Miglia con un Mercedes 300 SLR que todos recordamos por su característica figura. Bien, pues a principios de 2009 este modelo sirvió como inspiración para el Mercedes SLR Stirling Moss que tienes delante y que en menos de una década se ha convertido en uno de los deportivos más inaccesibles del mundo.

Un concesionario suizo ha puesto a la venta una de las 75 unidades que existen de este modelo y la ha tasado en nada menos que 2,59 millones de euros, es decir, unos 150.000 más que lo que cuesta un Bugatti Chiron recién salido de fábrica. Es cierto que el vehículo se encuentra en perfecto estado de revista, con sólo 4.800 kilómetros en su marcador, pero la cifra no deja de ser cuanto menos impresionante, sobre todo si tenemos en cuenta que en el momento de su lanzamiento se tasó en 750.000 euros.

Con una carrocería esculpida en fibra de carbono sin techo, parabrisas ni ventanillas laterales pero con unas puertas de apertura vertical y un interior igualmente lujoso, este SLR Stirling Moss causó sensación en su momento y sólo 75 afortunados pudieron hacerse con uno de ellos, todos dueños anteriores del Mercedes SLR McLaren, antecesor del SLS y máximo exponente de deportividad de la casa alemana por aquel entonces.

También vale la pena recordar que bajo su alargado capó, el SLR Stirling Moss esconde un propulsor V8 de 5.5 litros que entrega 650 caballos de potencia y le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos y alcanzar los 350 kilómetros/hora. Sí, las prestaciones no son tan elevadas como las del Chiron, pero estamos seguros de que en sensaciones y originalidad le gana por goleada. Se ve que los coleccionistas piensan lo mismo.