Maniobras-chiron
Maniobrar con un coche de 11 millones: Así salió el Bugatti La Voiture Noire del Salón de Ginebra
Semaforo australia 2019
La ausencia de Charlie Whiting se deja notar en los semáforos
Lazareth-lmv-496
Lazareth LMV 496: La moto voladora más estimulante ¡despega!
1017391705-lat-20190316- 86i5251
Max Verstappen alaba el ‘modo fiesta’ del motor Honda
Matzker-defender-mdx-6
Rover Defender MDX: La camper más extrema está aquí

Aston Martin vuelve a fabricar el mítico DB5 ‘Goldfinger’

Sin duda se trata de un modelo mítico de Aston Martin, el DB5, que ha conducido el agente 007 en diferentes películas, entre ellas la famosa Goldfinger

Goldfinger db5 contunation 4-jpg

Tras el exitoso DB4 GT Aston Martin tiene previsto fabricar una corta serie del DB5, 25 unidades, que serán una fiel réplica del legendario coche de James Bond de 1964.

Estas unidades se producirán en la desde de Newport Pagnell, Reino Unido, de donde salió el modelo original, gracias a una colaboración entre Aston Martin y EON Productions, productor de las películas de James Bond. Serán réplicas auténticas del DB5 que aparece en las películas con las lógicas y necesarias modificaciones para garantizar el nivel de seguridad acorde a las exigencias actuales. 

Como no podía ser de otro modo, el renovado DB5 contará con varios de los originales gadgets que se vieron en Goldfinger creados por el mítico agente Q. Estos serán creados conjuntamente con el ganador del Oscar Chris Corbould, supervisor de efectos especiales de las películas de James Bond. Además, las 25 unidades se producirán según una especificación concreta: pintura Silver Birch, similar a la del modelo original. 

Hay que recordar que el Aston Martin DB5 hizo su primera aparación en la tercera película de la saga James Bond, Goldfinger, junto a Sean Connery como protagonista. 

Desde este debut el vehículo ha participado en otras 6 películas como fueron Thunderball (1965), de nuevo con Connery; GoldenEye (1995) y Tomorrow Never Dies (1997) con Pierce Brosnan y tres apariciones junto a Daniel Craig en Casino Royale (2006), Skyfall (2012) y Spectre (2015). 

Según palabras de Andy Palmer, presidente y consejero delegado de Aston Martin “Los hábiles artesanos de Aston Martin Works y el equipo experto de efectos especiales de las películas de James Bond están a punto de hacer realidad esta fantasía para 25 afortunados clientes".

Cada unidad costará 2,75 millones de libras y las primeras entregas se producirán en 2020.