Aston martin valkyrie engine (1)
Aston Martin muestra nuevas imágenes del V12 del Valkyrie… y confirma que alcanza 11.100 rpm
Gettyimages-689538156
Rick Mears lo tiene claro: “Alonso se sube a cualquier coche y va rápido”
Peaje autopistas rebaja
El Gobierno rebaja un 30% el precio en el peaje de las 9 autopistas rescatadas
One-plus-mclaren-01
McLaren y OnePlus se unen para crear el smartphone más rápido del planeta
Tarraco led
¿Cómo funcionan y qué ventajas aportan los faros led? Te lo explicamos

Así luce el espectacular Porsche 356 del músico John Oates

El artista norteamericano es todo un entusiasta de los modelos de Stuttgart y siente especial devoción por el 356. Es por ello que ha encargado a un equipo de especialistas la creación de un restomod de lo más espectacular, un ejemplar con notables modificaciones que ahora te presentamos.

9cf4e4e3-1960-porsche-356-oates-emory-special-52

El músico John Oates, conocido por el dúo Hall & Oates, es uno de los grandes admiradores de Porsche que existen en el mundo. Durante mucho tiempo ha estado anhelando la presencia de un 356 en su garaje, por lo que pensó que el equipo de Emory Motorsport era el más indicado para realizar un proyecto único en su especie.

Con la premisa de preservar el estilo elegante del Porsche 356, al mismo tiempo que se integran elementos más modernos y algunos toques personalizados, el propietario de esta compañía, Rod Emory, encontró el coche ideal para comenzar a trabajar. Un Porsche 356B de 1960 fue el elegido, recibiendo varias modificaciones tanto en su exterior como en el interior, sin olvidar la parte mecánica.

El proyecto comenzó cuando los chicos de EM decidieron reemplazar el morro dañado del coche por uno del estilo 356A, realizando una serie de modificaciones en él para obtener un aspecto más elegante. El marco del parabrisas recibió el mismo tratamiento, mientras que el techo rígido retráctil se adaptó a un perfil más aerodinámico. Los paragolpes también son del estilo 356A y el capó recibió un alisado correspondiente, al mismo tiempo que se instalaban luces auxiliares integradas en la carrocería y la exclusiva tapa del combustible firmada por Emory. Todo ello con una pintura gris especial, salvo en la parte superior del coche.

En cuanto al interior, este se baña en cuero de alta calidad y recibe la presencia de unos asientos estilo Speedster con inserciones de un tejido especial y arneses de competición de 2 puntos. Otras características únicas incluyen unos indicadores al estilo Porsche 904 de mediados de la década de los sesenta, volante Derrington y la palanca de cambio Emory Outlaw. Una jaula antivuelco extraíble, botonera en color negro, opción de eliminación de la radio y alfombrillas de goma tradicionales completan las modificaciones interiores.

Para la propulsión, el equipo de Emory ha recurrido a un bloque bóxer de cuatro cilindros y 2.4 litros refrigerado por aire. Ofrece 200 caballos y está basado en el sistema de cárter seco empleado en el Porsche 963 de 3.6 litros. Junto a él, aparece una caja de cambios manual de cinco relaciones, procedente del 911 901 L. 

La suspensión también se ha modificado y ahora encontramos un sistema independiente en el eje trasero con unos brazos fabricados a medida, amortiguadores regulables Koni y barras estabilizadoras en ambos ejes. El encargado de detener los insignificantes 839 kilos del Porsche es un equipo de frenos de disco en las cuatro ruedas, rodeados de unos llantas de aleación de 16 pulgadas y unos neumáticos Pirelli P Zero Rosso.