Ferrari-abandoned port
Esta colección de Ferrari abandonados en pleno campo es lo más doloroso de la semana
1017510998-lat-20190518-levitt-i500-0519 34589
Fernando Alonso no logra la machada y se queda fuera de las 500 millas de Indianápolis
Vonnen-porsche-911-hybrid-port
Vonnen trae al presente el Porsche 911 Hybrid
1017503876-lat-20190514-lat miller 2019 05 14 0043
Un pinchazo boicotea los planes de Fernando Alonso en la clasificación
Seat-leon-st-cupra-r-01
Conducimos el Seat León ST Cupra R: El más caro, ¿el mejor?

¿Uber, Cabify o taxi? ¿Cuál merece más la pena?

Este informe realizado por la OCU en 10 ciudades españoles analiza cuando merece más un medio de transporte que otro, y las diferencias son concluyentes... 

Uber-app

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha realizado un estudio en 10 ciudades españolas sobre el uso de taxis y de coches con chófer de Cabify y Uber. En total se han realizado 170 viajes, todos de forma anónima en Barcelona, Bilbao, La Coruña, Madrid, Málaga, Palma de Mallorca, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla, Valencia y Zaragoza, haciendo uso solo de taxis en las ciudades en las que no existe otra alternativa y tanto de éstos como de coches VTC operados por Uber o Cabify donde sí existe esta oferta. 

En cada ciudad se han realizado varias veces tres tipos de trayecto (largo, medio y corto), y se han analizado diferentes variables, como el tipo de conducción, el vehículo, el conductor, el itinerario seguido o el proceso de pago utilizado, entre otros.

En términos generales, el estudio de OCU concluye que el servicio de Cabify es el mejor valorado en la mayoría de las variables. Destaca especialmente por el impecable aspecto interior de sus vehículos, la buena conducción y la gestión automática de la factura. 

Uber destaca por los interiores del coche y la buena disposición del conductor, pero no por la elección del itinerario o por la factura, que en opinión de la OCU, es pobre en datos.

Los taxis, por su parte, destacan por la buena disposición ante las peticiones del cliente, la visibilidad y la disponibilidad.

El estudio de la OCU ha tenido en cuenta los siguientes apartados.

.- El vehículo: Los coches están en general en buen estado, sobre todo los de VTC. Los interiores están limpios y ordenados en la mayoría de los casos, destacando los de Cabify. En ocasiones puntuales se ha encontrado alguna deficiencia en la limpieza de los coches en Sevilla y mal olor en algunos taxis de Palma y Zaragoza. 

Los taxis interesan para los trayectos cortos, sobre todo por debajo de 2 kilómetros.

Destaca también el abuso de elementos personales en los taxis (estampas religiosas, fotos familiares, símbolos deportivos…), frente al aspecto neutro de los coches VTC. Por último, el estudio de la OCU refleja que, en los taxis de Sevilla, Valencia y Zaragoza, las plazas traseras no siempre cuentan con los 3 cinturones disponibles.

.- El conductor: El informe destaca que tanto la vestimenta y la higiene como el saludo y el trato de los conductores de VTC es impecable. Sin embargo, entre los taxistas es más común el “desaliño”, aunque no es la norma.

A la hora de ayudar a cargar y descargar la maleta, ninguno de los dos servicios destaca de forma especialmente positiva. En concreto, en Zaragoza y Sevilla fueron especialmente reticentes a colaborar con el cliente en esta situación. 

Las experiencias en los recorridos realizados demuestran, sin embargo, que tanto taxistas como chóferes de VTC son comprensivos si se trata, por ejemplo, de bajar el volumen de la radio, encender la luz o subir la calefacción.

.- El trayecto: El 64% de los conductores optó por tomar la ruta que propone Google Maps y un 18% utilizó una alternativa igual o más corta. En el 18% restante, hubo un tercio de casos más o menos errados (no más de 5 minutos por encima de lo previsto) y algunos muy errados: 14 minutos estimados fueron 36 con un taxista en Barcelona y 7 se convirtieron en 17 con un Uber en Madrid. 

OCU recuerda que los taxistas deben preguntar al cliente la ruta de preferencia y, si no la tiene, elegir la más rápida. Aun así, en la práctica, un 95% de los taxistas no pregunta. Por otro lado, la mayoría conoce el recorrido que debe tomar y apenas consulta el GPS.

El 64% de los conductores optó por tomar la ruta que propone Google Maps y un 18% utilizó una alternativa igual o más corta.

El estudio también señala que, a diferencia de los VTC, que al ser empresas privadas no tienen la obligación de realizar un servicio, los taxis son servicios públicos, y, por tanto, tienen el deber de hacer el trayecto, por muy corto que este sea. Si no lo hace, el usuario puede denunciarlo.  

.- El cobro: En el caso de los taxis, se encontraron algunos sin datáfono en Málaga o con este estropeado en Madrid, a pesar de que en las dos ciudades es obligatorio llevarlo, igual que en Barcelona. En el resto de ciudades donde no es obligatorio, a menudo no disponen de él para poder efectuar el pago.

Por otro lado, no se cobró lo justo en el 16% de los casos, en la mayoría de ellos por falta de cambio y por poco importe. Solo en 3 casos se cometieron errores graves, como que el conductor elija la ruta con peaje sin preguntar y repercuta el coste al cliente.

.- El precio: A pesar de que el estudio de OCU no trata de ser un análisis exhaustivo de comparación de precios, del mismo pueden extraerse las siguientes conclusiones: Los taxis interesan para los trayectos cortos, sobre todo por debajo de 2 kilómetros.

Para los trayectos medios, los coches VTC resultaron más baratos en todos los casos, salvo en Málaga (donde el taxi mejoró en 77 céntimos a Cabify) y en Valencia (donde el taxi fue notablemente más barato).

Para los viajes largos, el estudio demuestra que los coches VTC son más económicos. Cada viaje al aeropuerto puede suponer un ahorro de más de 5 euros al cliente.