Itv carroceria
Los 3 defectos de la carrocería considerados graves y que te impedirán pasar la ITV
Force india test aleron 2019 1
La normativa de 2019 no satisface a los jefes de equipo
Abt volkswagen touareg gr22 glossyblack 01-2
Volkswagen Touareg by ABT: Traje de gala
Norris-sainz
Norris: “Mi objetivo es vencer a Sainz en cada carrera”
Sin titulo
Así ha quedado este McLaren Senna tras un aparatoso accidente

¿Afectan los túneles de lavado a los sistemas tecnológicos de tu coche?

Un reciente estudio señala que los rodillos de los túneles de lavado de coches pueden afectar a los sensores que emplean los sistemas de ayuda a la conducción. 

Tunel lavado

Cada vez los sistemas tecnológicos están más presentes en los coches. Son los denominados ADAS –Advanced Driver Assistance Systems, sistemas de ayuda a la conducción– que agrupan el frenado autónomo de emergencia, asistente de aparcamiento o control de crucero adaptativo por citar algunos ejemplos.

Pues según un estudio de la empresa tecnológica GT Motive los túneles de lavado pueden alterar el funcionamiento de estos sistemas, algo que será especialmente acuciante en el caso del coche autónomo cuyo funcionamiento se basa en estos dispositivos. 

Los denominados ADAS se basan en sensores, entre ellos se encuentran los de ultrasonidos, imagen, radares o LIDAR (Light Detection and Ranging o Laser Imaging Detection and Ranging), básicos para el funcionamiento de los sistemas tecnológicos del vehículo. 

Estos sensores están repartidos por el exterior del vehículo –incluso en los cristales- y por eso hay una serie de factores que pueden alterar su correcto funcionamiento. Son la sal que se esparce en la carretera cuando nieva, la propia nieve, hielo, la suciedad en general, o incluso las tormentas solares, que si bien no son muy frecuentes, pueden provocar la desconexión entre los sistemas GPS de los coches y los satélites—. Pues desde GT Motive aportan otro “enemigo” extra, los túneles de lavado.    

Esto no es algo nuevo dado que para conservar por más tiempo en mejor estado la pintura de la carrocería lo ideal es evitar el lavado automático y apostar por el tradicional realizado de forma manual con jabones neutros que respeten la pintura y secar el vehículo con toallas de microfibra de alta absorción que no dejan residuos en el secado. El problema radica en que las cerdas de los cepillos de los rodillos de los túneles de lavado pueden provocar microarañazos, pero no solo eso...  

De hecho, este informe analiza cómo pueden afectar los túneles de lavado a los sensores y aporta un dato significativo: Los cepillos giratorios de grandes dimensiones podrían alterar la calibración y precisión de estos sensores o, aún peor, llegar a romperlos. Además, los restos de jabón o manchas de agua también podrían ‘cegarlos’.

Waymo ya limpia sus coches autónomos de forma tradicional, esto es con cubo de agua, trapo y jabón.

Este problema es aún más significativo en el coche autónomo, dada la cantidad de sensores que emplean este tipo de vehículos para su funcionamiento. Por eso, su exterior debe limpiarse con mayor frecuencia porque la suciedad, insectos muertos, excrementos de pájaros o incluso manchas de agua pueden afectar la capacidad del vehículo para conducir con seguridad.

¿Qué sucede si la suciedad interfiere en las lecturas de los sensores? La información, el llamado mapa tridimensional del entorno del coche que establece sus medidas no será fiel a la realidad y las decisiones tomadas por el vehículo y basadas en esas lecturas podrían no ser adecuadas para el entorno real. Esto no significa necesariamente que la suciedad ponga en riesgo al vehículo y sus ocupantes, pero podría contribuir a imprecisiones en el manejo automático.

Este problema ya se está tratando de soluciones. Así, la cadena de televisión norteamericana CNN publicó una información en la que explicaba esta problemática —que los expertos en conducción autónoma aseguran que los túneles de lavado son enemigos de los coches autónomos— y, como prueba, contaba que la compañía que ha sido encargada de la limpieza y repostaje de los coches autónomos de Waymo —la filial de Google—, ha tenido que acometer una serie de obras en varias de sus oficinas para cambiar los túneles de lavado por espacios en los que sus trabajadores puedan limpiar los vehículos autónomos de forma tradicional, esto es con cubo de agua, trapo y jabón.

Asimismo, otras compañías que investigan en el desarrollo del coche autónomo como Uber, Aptiv, Drive.AI, o Toyota usan paños de microfibra junto con alcohol, agua o limpiacristales para la limpieza manual de sus vehículos.