Hamilton-monaco-pagani-zonda-port
Lewis Hamilton saca a Pasear su Pagani Zonda… por el circuito del GP de Mónaco
Sainz q monaco 2019 1
Sainz, 9º: “Todavía se pueden ganar posiciones si hacemos las cosas bien”
Star-wars-accesorios-coche
Orgullo Friki: Star Wars tiene todos estos accesorios para tu coche
Mercedes caja de cambios
La FIA se echa a atrás: No habrá cajas de cambio estándar en 2021
Cupra-formentor-galeria
El Cupra Formentor conoce sus origenes en este viaje a Mallorca

Te presentamos al Lancer Evo más rápido del mundo

Capaz de alcanzar potencias de 2.000 caballos, este Evo acaba de lograr un nuevo récord de velocidad en el cuarto de milla. Uno de los principales responsables es el turbocompresor que asoma por su capó.

Imageshandler

Por ahora, la saga Evolution ha dicho basta. Mientras la firma japonesa Mitsubishi decide si lanzar o no un nuevo Evo al mercado, nos tenemos que conformar con preparaciones tan salvajes como esta.

Desde Grecia nos llega este Mitsubishi Lancer Evo IX preparado por los chicos de Extreme Tuners. El principal objetivo en mente para acometer este trabajo era muy claro: ser el Evo mas rápido en una pista de drag. Pues bien, parece que lo han conseguido.

Su ‘bestia’ es capaz de alcanzar cifras de hasta 2.000 caballos de potencia gracias al inmenso trabajo que han realizado bajo el capó. El propulsor ha sido completamente modificado, reduciendo incluso su carrera para así obtener una cilindrida de 1.8 litros. Con esto se consigue que el motor sea supercuadrado y tenga una gran ‘facilidad’ para subir de revoluciones. Además cuenta con nuevas bielas, pistones, válvulas, cigüeñal y sobre todo la ayuda de un turbo de proporciones descomunales con un rodete de 91 milimetros fabricado en fibra de carbono.

El tiempo que ha conseguido este Evo y que le permite ser el más rápido del mundo, ha sido de 7,9 segundos alcanzando una velocidad de 298 kilometros/hora. La hazaña se produjo tras varios intentos – en el segundo concretamente – con el motor entregando 1.700 caballos y llegando a unas impresionantes 13.000 revoluciones.

A pesar de contar con tracción a las cuatro ruedas, vemos como el conductor tiene que pelearse con el coche debido a la brutal entrega de potencia. Como curiosidad diremos que en un tercer intento y con 2.100 caballos bajo el capó, el embrague y la quinta marcha resultaron dañados.