Gettyimages-1131693115
Neumáticos de baja resistencia a la rodadura, ¿qué son? ¿merecen la pena?
Verstappen - leclerc
Verstappen continúa dejando en evidencia a Ferrari
Robo-coches
Detenidos acusados de robar más de 1.000 coches
1017562575-sut-20190622-ms1 6114
Lewis Hamilton vuelve a atizar a la Fórmula 1
Renault-triber-2020-1600-17
Renault Triber: el único utilitario de 7 plazas te muestra su interior en vídeo

Sale a subasta el Audi Quattro de Nigel Mansell

La casa de subastas SilverstoneAuctions pone a la venta el Audi Quattro de Nigel Mansell. El piloto de Fórmula 1 adquirió su bonito coupé germano en 1984 y se vio obligado a deshacerse de él un año después. Desde entonces ha tenido cinco propietarios más pero su estado es excepcional.

Nigel Mansell adquirió este Audi Quattro en 1984.

A comienzos de los años 80 Audi deslumbró al mundo con el Quattro, el primer vehículo de producción dotado con un sistema de tracción integral —con permiso del Jensen Interceptor—. Se trataba de un coupé de cuatro plazas creado a imagen y semejanza de su versión de competición, uno de los modelos más laureados del Campeonato Mundial de Rallys. Su llegada al mercado causó auténtico furor, tanto es así que llamó la atención de Nigel Mansell, el piloto de Fórmula 1 que en aquel entonces militaba en las filas del Team Lotus.

El motor de 2.144 centímetros cúbicos y cinco cilindros en línea fue reconstruido y la suspensión y el tren de rodaje completamente revisados

El británico compró su rápido coupé el 13 de junio de 1984, aunque el idilio duró poco tiempo, pues se vio obligado a venderlo apenas un año después, cuando firmó su nuevo contrato con el equipo Williams. Desde entonces, esta joya ha pertenecido a cinco propietarios diferentes, y a pesar de que todos ellos lo han cuidado con mimo, su registro señala que en 1995 una asegura reemplazó varios componentes que habían sido objetivo de los ladrones.

De cualquier forma, el precioso coupé germano luce espectacular a sus 32 años, en buena medida gracias a una restauración que reconstruyó por completo su motor de cinco cilindros, con 186,684 kilómetros en su haber. Ahora la casa de subastas SilverstoneAuctions lo ha puesto a la venta. Se espera que el nuevo dueño desembolse por él una cantidad superior a los 35.000 euros, a cambio se llevará parte de la historia del automóvil a casa y un recibo de circulación a nombre de Nigel Mansell.