Conduciendo furgoneta
Las 8 infracciones que más cometen los conductores de furgonetas
Sut f1 test day tw 1709811
Lando Norris: “Considero a Alonso muy buen piloto”
Tarraco led
¿Cómo funciona y qué ventajas aportan los faros led? Te lo explicamos
Hamilton-moto
Hamilton deja impresionados a los pilotos de Superbikes
Kia-electricos-2020
Ofensiva eléctrica Kia: Un Niro con 500 kilómetros de autonomía y 15 inéditos ‘hermanos’

Este uno de los primeros Mini de la historia y va a salir a subasta

Se trata de uno de los pocos supervivientes de la primera hornada del conocido como Austin Seven, allá por 1959. Se trata de un modelo sin restaurar y se espera que la puja, ya en marcha, ronde los 20.000 euros.

Subasta-1er-mini-port

Puede que esta no sea una de esas subastas de coches clásicos y exóticos de millones de euros que solemos traer por aquí, pero desde luego es mucho más interesante. No sólo porque se trata de una subasta realizada en nuestro país, sino porque se trata de una puja accesible para la mayoría de los mortales, y no por ello su protagonista deja de ser menos especial. Porque se trata de uno de los primeros Mini fabricados en la historia.

Concretamente hablamos de un Austin Mini 850, también conocido como Austin Seven de 1959, el primer año de la producción del icónico coche. Fue el origen de una saga que ha evolucionado (y de qué manera) con el tiempo, desde que a finales de la década de los 50 la British Motor Company encargara al diseñador Alec Issigonis la creación de un coche realmente pequeño, con unas dimensiones que fueran 3 x 1,2 x 1,2 metros pero que aún así tuviera capacidad para cuatro personas y su equipaje.

De aquella primera serie en 1959, por cierto 50 kg más ligera que el resto de versiones, salieron cerca de 10.000 unidades pero pocas han sobrevivido hasta hoy. Esta unidad que ya encuentra en subasta en la casa online Catawiki es una de la pocas que quedan, y de hecho se cree que es uno de los Mini más antiguos de la Península.

Es cierto que se ve que no ha sido restaurado y eso ha dejado huella en su aspecto, tanto exterior como interior, pero desde luego sus imperfecciones son superficiales y además el coche se encuentra en un buen estado mecánico. Tiene 16.929 km de historial y ha circulado habitualmente hasta 2009.

El coche tiene matrícula portuguesa y de hecho, si estás interesado, has de saber que se encuentra en el país luso, en Oporto, y que traerlo aquí correría a cuenta del futuro dueño. En el momento en el que se escriben estas lineas la puja por este Mini tan especial se sitúa en casi 10.000 euros, aunque se espera que llegue hasta los 20.000 euros aproximadamente.