Discovery-dgt
A menos de un mes para Semana Santa, la DGT estrena su nueva flota de coches
 mg 9580
La FIA trabaja en solucionar el problema de los semáforos
Porsche Cayenne Coupé
Porsche Cayenne Coupé: El Panamera se hace SUV
Collage rufus
¿Qué diantres es RUFUS y qué tiene que ver con Fernando Alonso?
Koenigsegg-jesko-ginebra
Agotado: Todos los Koenigsegg Jesko ya tienen dueño pero… ¿está todo perdido?

Porsche 935 DPIII: reformulando la leyenda

El preparador alemán DP Motorsport ha rescatado a este mítico Grupo 5 para convertirlo en un juguete de circuitos aún más irresistible con 456 CV de potencia.

Porsche-935-dpiii-dp-motorsport-port

De entre las muchas grandes leyendas que ha creado Porsche a lo largo de su historia y más concretamente dentro de la Resistencia, el 935 puede que sea una de las más destacadas. Un monstruo turboalimentado para el Grupo 5 de mitad de los años 70. Un coche con el que precisamente el preparador alemán DP Motorsport comenzó a darse a conocer produciendo kits de carrocería para Kremer Racing. Ahora, unas cuantas décadas después, este preparador vuelve con un nuevo homenaje a esos inolvidables coches: este Porsche 935 DPIII que tiene un aspecto realmente imponente.

Lo que tenemos delante nació como un Porsche 911 Turbo 1992. Es por tanto de la generación 964 que incorporaba un motor de 3,3 litros turboalimentado. En su día sacaba 320 CV de potencia, 380 en el caso de ser un Turbo S. Ahora alcanza los 456 caballos.

Para manejar esa potencia DP Motorsport ha incorporado un chasis totalmente reformado con una suspensión ajustable al que acompañan unas llantas de 18 pulgadas calzadas en unos neumáticos Pirelli P Zero mucho más grandes, concretamente de 224 delante y unos aún más locos 335 atrás para ofrecer el suficiente agarre para una bestia aún más potente con tracción y motor traseros.

Para contribuir a una mayor velocidad DP Motorsport también ha buscado que sea un coche liviano, para lo que ha usado una carrocería con una combinación de fibras de vidrio y carbono. El interior se ha restaurado y en esta versión en concreto también encontramos asientos de competición con arneses y una jaula antivuelco en la parte trasera.

El precio de esta ambiciosa preparación sigue siendo un secreto, pero desde luego no debe de ser barata. Esta unidad vive ahora en Miami después de venderse en un concesionario de la ciudad de Florida a principios de este año. Confiamos en que su propietario lo esté disfrutando en alguno d ellos circuitos de la zona.