Gettyimages-1140674359
¿Cómo llevar tu bici en el coche? Estos son los portabicicletas –seguros– más baratos
48738642 403
Roban este Ferrari 288 GTO tras realizar una prueba de conducción
1017503876-lat-20190514-lat miller 2019 05 14 0043
Un pinchazo boicotea los planes de Fernando Alonso en la clasificación
Land-rover-v8-soho
Este Land Rover Defender ‘Project Soho’ esconde todo un V8 heredado del Corvette
Seat-leon-st-cupra-r-01
Conducimos el Seat León ST Cupra R: El más caro, ¿el mejor?

El Porsche 911 GT3 RS ‘sobrevuela’ Nürburgring en 6 minutos y 56,4 segundos

En su variante más radical de cuantas montan motor atmosférico, el 911 también es uno de los supercars más rápidos en Nürburgring y es que se ha quedado sólo a 11 segundos del GT2 RS.

Porsche-911-gt3-rs-record-nurburg-01

El Porsche 911 es –a día de hoy– el deportivo más rápido en el viejo Nürburgring-Nordschleife, un logro que alcanzó recientemente gracias a su variante GT2 RS de 700 caballos. La marca en cuestión, de 6 minutos y 47,3 segundos, resultaba inaccesible para el otro gran 911, el desprovisto de turboalimentación y denominado GT3 RS pero con todo y eso, en Stuttgart querían saber hasta dónde podía llegar el 911 de esta generación –991– con un motor atmosférico, ¡y vaya si lo han descubierto!

El Porsche 911 GT3 RS ha marcado un tiempo de 6:56.4 en Nürburgring y lo ha hecho, por supuesto, sin la magia del turbo y con la pericia de Kévin Estre al volante. El francés, piloto oficial de Porsche, logró cubrir los 20,6 kilómetros del denominado Infierno Verde nada menos que 24 segundos más rápido que la marca del GT3 RS anterior, un modelo igualmente venerado.   

El récord digamos que ‘personal’ de este 911 GT3 RS le sitúa como el quinto automóvil homologado para carretera más rápido de cuantos han rodado en Nürburgring, sólo por detrás del citado GT2 RS, los Radical SR8 y LM y del Lamborghini Huracán Performance que declaró un tiempo de 6:52.01 el año pasado.

La casa de Stuttgart no ha tardado en emitir un comunicado mostrando su satisfacción ante semejante logro, conseguido con un deportivo bien equilibrado, que no supera los 520 caballos de potencia y cuyo peso ronda los 1.500 kilos. Provisto de unos neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 R, igualmente homologados para carretera, ha establecido una marca digna de un coche de competición, tal y como explica Frank Steffen Walliser, vicepresidente de Porsche Motorsport y GT. "Hemos transferido muchas ideas innovadoras de la competición; por ejemplo, del 911 GT3 R. Esta es nuestra filosofía sobre los modelos GT: la más alta tecnología debe ser fascinante, pero tangible al mismo tiempo. En este sentido, no hay prueba mejor que el tiempo en el Nordschleife", sentenció.