Nissan-destination-frontier-2019-7
Nissan Destination Frontier: El mejor amigo para la excursión del fin de semana
Sainz monaco 2019 1
Sainz, pletórico tras ser 6º: “Muy contento porque lo hemos luchado”
Seat-tarraco-prueba-portada
Prueba Seat Tarraco 2.0 TDI 190 4Drive: Es otra historia
1017526368-lat-20190526- 31i6904
Leclerc se retira en un fin de semana nefasto: “Esperábamos una carrera muy distinta”
Star-wars-accesorios-coche
Orgullo Friki: Star Wars tiene todos estos accesorios para tu coche

Mercedes-AMG G 63 by Lumma: Subiendo de categoría

El modelo alemán de altas prestaciones pasa por las manos de este especialista para transformar su imagen y mejorar el rendimiento de su V8, convirtiéndose en un producto muy llamativo que no dejará a nadie indiferente.

Lumma clr g770 photo 11

Uno de los todoterrenos más llamativos e impactantes del momento es el Mercedes-AMG G 63, con todo ese trabajo realizado en su carrocería, mecánica e interior, exhibiéndose como un producto que presume de ofrecer unas capacidades brillantes tanto fuera como dentro de la carretera. No obstante, ya hemos visto que existen determinados preparadores que no se conforman con el trabajo realizado por los ingenieros de la marca y buscan algo más.

Este ha sido el caso de Lumma, uno de esos especialistas que no nos deja indiferente con los espectaculares proyectos que lleva a cabo en modelos como el 4x4 de la estrella, modificando tanto su imagen exterior e interior como la poderosa mecánica que se esconde bajo el capó. Su nuevo trabajo se llama CLR G770, una denominación que hace referencia a uno de los G 63 más vistosos de lo que llevamos de año, aunque nunca resulta excesivo y es que el equipo de este especialista germano ha querido implantar unos elementos visuales que ayuden a la hora de aportar un plus de deportividad, pero con moderación.

De esta forma, encontramos un conjunto de piezas de nueva factura que han sido construidas en su mayoría en poliuretano, recibiendo un acabado en fibra de carbono y extendiéndose a lo largo de la carrocería del Mercedes. Hablamos de paragolpes modificados en la parte delantera y trasera, faldones laterales, capó rediseñado, parrilla frontal, paneles del techo con cuatro luces adicionales, embellecedores en los retrovisores, colas de escape triples a ambos lados, pasos de rueda ensanchados 40 mm, difusor trasero, alerón posterior y un juego de llantas de aleación de nada menos que 24 pulgadas, asociadas a unos neumáticos en medidas 295/30 R24 delante y 355/25 R24 detrás.

En el interior encontramos pedales de aluminio y unas alfombrillas personalizadas de cuero, entre otras cosas.

No obstante, en un proyecto como este no podíamos olvidarnos de la parte mecánica y es que el preparador alemán también ha querido reservar parte de su tiempo para mejorar las prestaciones del bloque V8 biturbo de 4.0 litros. A pesar de contar con unos imponentes 585 caballos recién salido de fábrica, Lumma ha realizado los ajustes correspondientes para elevar esa cifra hasta los 650 CV, con un par máximo que crece hasta los 950 Nm. Además, para todos aquellos que se conforman con la variante G500, existe un kit de potenciación que aumenta en 110 CV y 140 Nm las cifras originales, siendo estas de 421 CV y 610 Nm.

Si todo esto te ha llamado la atención y estás dispuesto a gastar una cierta cantidad de dinero en mejorar el aspecto y rendimiento de tu Clase G, deberás saber que esta preparación tiene un coste de 10.950 euros.