Renault-kangoo-2
Renault Kangoo 2020: La tercera generación, ¡al descubierto!
1017548297-lat-20190609- 2st1683
¿Y si la Scuderia Ferrari perdiese el patrocinio de Mission Winnow?
Amazon-motors
Amazon Motors te pone un coche de renting en tu casa ¡este verano!
Alonso
Fernando Alonso, Mercedes, Ferrari, y los enigmáticos viajes a Carolina del Norte
Bmw-2-active-tourer3
BMW deja de fabricar el Serie 2 Active Tourer

Los vehículos eléctricos representarán apenas el 10% del parque español en 2030

Un estudio publicado en el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo señala que la transición hacia la movilidad sostenible tardará más de lo esperado, siendo los vehículos de combustión los que acapararán la mayor parte de las ventas en los próximos diez años.

Recarga coche-800x400

Aunque cada vez están teniendo más presencia en nuestra sociedad los vehículos eléctricos, parece que su consolidación definitiva aún está muy lejos de producirse y su lucha con los modelos de combustión tradicionales parece no tener fin. Al menos eso es lo que se traduce de un reciente estudio realizado por el Instituto de Investigación Tecnológica IIT-ICAI, de la Universidad Pontífica de Comillas, y que ha sido publicado en el portal del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Y es que tal y como se refleja en dicho estudio, el cual lleva por nombre ‘Vehículo eléctrico: situación actual y perspectivas futuras’, los vehículos 100% eléctricos tardarán más de lo esperado en acumular un porcentaje significativo del parque automovilístico español, pues todo hace indicar que apenas el 10% de este se corresponderá con este tipo de modelos ecológicos para el 2030. Además, en caso de que se lleven a cabo políticas mucho más favorables que las actuales, se estima que la electrificación total del parque se produzca dentro de 20 años.

Se estima que España contará con entre 1 y 2,5 millones de vehículos eléctricos para el 2030.

En esta línea, el informe recoge que un 15% de las matriculaciones en España se corresponderá con modelos 100% eléctricos en 2030, mientras que el 25% se corresponderá con los híbridos y el 60% con los productos de combustión interna tradicionales. “Como competidor natural de los vehículos eléctricos, los vehículos de combustión van a seguir liderando las ventas en los próximos años, dado que las sucesivas mejoras tecnológicas o el cambio a combustibles como el gas, permitirán una reducción progresiva de las emisiones”, apunta el estudio.

Uno de los puntos clave para que la transición hacia el coche eléctrico se lleve a cabo en un plazo razonable es la importancia de una regulación adecuada sobre la movilidad, ya sea internacional como nacional, haciendo hincapié en los límites cada vez más restrictivos de emisiones y medidas de independencia energética, además de incentivar el uso de vehículos no contaminantes o restringir la circulación en las ciudades de determinados modelos.

Por último, pero no menos importante, el estudio señala de vital importancia establecer una estrategia coordinada entre las autoridades locales y nacionales y los ministerios, ya que “esta coordinación es necesaria por su impacto en la economía del país”. No obstante, será necesario realizar un cálculo sobre cómo la transición hacia una movilidad sostenible afecta a la balanza comercial de nuestro país, así como definir una fiscalidad efectiva a todo el parque automovilístico que integre el impacto medioambiental de los vehículos.