Renault-kangoo-2
Renault Kangoo 2020: La tercera generación, ¡al descubierto!
1017548297-lat-20190609- 2st1683
¿Y si la Scuderia Ferrari perdiese el patrocinio de Mission Winnow?
Amazon-motors
Amazon Motors te pone un coche de renting en tu casa ¡este verano!
Alonso
Fernando Alonso, Mercedes, Ferrari, y los enigmáticos viajes a Carolina del Norte
Bmw-2-active-tourer3
BMW deja de fabricar el Serie 2 Active Tourer

Los radares de la DGT ‘cazan’ un conductor cada 10 segundos

Tráfico ha interpuesto nada menos que 3,3 millones de multas por exceso de velocidad en el último año, casi un 34% más que en el curso anterior y es que esta gráfica va en paralelo a la de la recuperación económica.

La DGT hace caja con la recuperación económica del país y es que el aumento de la circulación, la bajada de precio de los carburantes y optimismo generalizado ha traído consigo un aumento de las multas por exceso de velocidad. Sólo en 2015 los radares de Tráfico formularon 3.286.799 denuncias por este motivo y recordemos que en estas estadísticas no se incluyen los datos de País Vasco y Cataluña.

La amplia red de radares fijos instalados en nuestras carreteras junto con el apoyo de los móviles que equipan vehículos camuflados y de los ocho Pegasus que sobrevuelan nuestro territorio, multaron a un conductor cada 10 segundos, un 33,7% más que en 2014. En todas las comunidades autónomas vigiladas, a excepción de la Valenciana y Canarias, se registraron un mayor número de sanciones por exceso de velocidad, llegando a triplicarse en algunas como Cantabria, tal y como destaca Automovilistas Europeos Asociados (AEA).

Pero la comunidad que más conductores 'cazó' con exceso de velocidad fue Andalucía, con 685.134 denunciados por delante de Galicia, con 410.248 y Madrid con 383.490. En el extremo opuesto nos encontramos con La Rioja, con sólo 32.867 sancionados, Canarias (40.819) y Cantabria (58.870).

Lo peor, sin duda, es que la mayoría de estas multas por velocidad excesiva se cobraron en las carreteras con menor siniestralidad, autovías y autopistas de peaje que se reparten el 52,6% de las multas, si bien sólo el 6,6% de las mismas se produjeron en las vías de pago.