Gettyimages-1131693115
Neumáticos de baja resistencia a la rodadura, ¿qué son? ¿merecen la pena?
Verstappen - leclerc
Verstappen continúa dejando en evidencia a Ferrari
Robo-coches
Detenidos acusados de robar más de 1.000 coches
1017562575-sut-20190622-ms1 6114
Lewis Hamilton vuelve a atizar a la Fórmula 1
Renault-triber-2020-1600-17
Renault Triber: el único utilitario de 7 plazas te muestra su interior en vídeo

Los gasolina también incorporarán filtro de partículas: ¿Adiós al motor térmico?

Los filtros de partículas contaminantes empleados en los motores turbodiésel hasta ahora se introducirán también en los gasolina. Esta es la única solución que han encontrado fabricantes como Mercedes para cumplir con las normativas anti-polución futuras.

Los motores de gasolina contarán con filtros de partículas tal y como viene sucediendo con los Diesel de los últimos años. Mercedes ha sido la primera marca en confirmar que así será y reconoce que lleva algo más de dos años probando estos sistemas 'descontaminantes' en sus propulsores actuales con resultados "satisfactorios".

La casa alemana, que trabaja actualmente en el restyling del Clase S, ha confirmado que éste será el primer modelo en incorporar esta tecnología, aunque todavía no sabemos si estará presente en todos los motores gasolina de la gama o sólo en algunos. Lo que está claro es que el objetivo es reducir el número de las partículas en suspensión que emiten todos sus propulsores turbo de inyección directa, que si bien le han permitido rebajar los niveles de CO2, han aumentado las emisiones de este tipo.

Los filtros de partículas, denominados con siglas como DPF o FAP, logran atrapar estas partículas pesadas, almacenándolas y quemándolas en último término cuando el filtro se encuentra lleno y, una vez lleno. Catalogadas como cancerígenas por la OMS, estas partículas suponen un riesgo más elevado para nuestra salud que el CO2, aunque éste contribuye también al calentamiento global.

Se estima que un motor gasolina con turbo e inyección directa puede emitir mil veces más partículas que un atmosférico.

Tras estrenar este sistema en el Clase S, Mercedes lo incorporará al resto de los motores de su gama en 2017 y es cuestión de tiempo que las demás marcas sigan sus pasos como sucedió con estos filtros en los Diesel.