Gettyimages-1140674359
¿Cómo llevar tu bici en el coche? Estos son los portabicicletas –seguros– más baratos
48738642 403
Roban este Ferrari 288 GTO tras realizar una prueba de conducción
1017503876-lat-20190514-lat miller 2019 05 14 0043
Un pinchazo boicotea los planes de Fernando Alonso en la clasificación
Land-rover-v8-soho
Este Land Rover Defender ‘Project Soho’ esconde todo un V8 heredado del Corvette
Seat-leon-st-cupra-r-01
Conducimos el Seat León ST Cupra R: El más caro, ¿el mejor?

Aprobada la Ley del Cambio Climático en Baleares: Adiós al diésel a partir de 2025

La polémica Ley de cambio climático y transición energética de Baleares ha sido aprobada. Entro otros aspectos marca el fin de los coches diésel en Baleares. 

Baleares-coches

Te lo adelantamos en febrero de 2018 y ahora ya se ha confirmado: El Gobierno de Baleares ha aprobado la Ley de cambio climático y transición energética. Esta Ley incluye medidas concretas y muchas de ellas afectan directamente a la movilidad en coche por las islas, dado que el objetivo es muy ambicioso y tiene como principal medida para los automovilistas la prohibición de circular a los vehículos diesel en el medio plazo, en 2025. 

En concreto el objetivo que marca la Ley es lograr que en las islas no se utilicen combustibles fósiles y toda la energía proceda de energías renovables en 2050. De momento, para 2030 las previsiones son disponer de un 35% de renovables, un 23% de reducción del consumo energético y una disminución del 40 % de las emisiones contaminantes. 

La llamada Ley de cambio climático y transición energética se divide en 4 apartados: 

1.- Energías renovables.

2.- Cierre progresivo de las centrales contaminantes, empezando con Es Murterar a partir de 2020.

3.- Movilidad sostenible.

4.- Eficiencia energética.

Nosotros nos centraremos en el tercer apartado que es el que afecta de lleno a los automovilistas. Es importante este apartado porque según el Gobierno Balear, el 35% de las emisiones de CO2 procede del tráfico rodado, por lo que actuar en este apartado es clave. Esto es lo más destacado. 

.- Puntos de recarga: En 2025 el objetivo es disponer de 1.000 puntos de recarga de vehículos eléctricos y tener el 100% del parque móvil descarbonizado en 2050. Para ello se ha convocado un concurso público dotado con 12 millones de euros para instalar una red de puntos de recarga rápidos y semirrápidos para vehículos eléctricos que permitirá llegar a los 1.000 puntos de recarga mencionados, si se suman los ya existentes. En este sentido, supuestamente a día de hoy esta es la comunidad autónoma con más puntos de recarga per cápita. Estos puntos de recarga deberán suministrar energía procedente de fuentes renovables.   

También hay un apartado específico para la instalación de puntos de recarga dirigidos a la hostelería, talleres mecánicos y rent a car. 

Para lograr este objetivo se darán una serie de pasos:

.- Circulación de coches y motos diésel hasta 2025 (excepto los ya existentes en las Baleares, que podrán seguir circulando). 

.- Circulación de coches, motos, furgones y furgonetas contaminantes (gasolina) hasta 2035 (excepto los ya existentes en las islas).

.- Incluir de forma progresiva y obligada vehículos eléctricos o no contaminantes en las empresas de alquiler de vehículos a partir de 2020 (2% inicial) hasta llegar al 100% en 2035.

Con respecto a las empresas de alquiler, fundamentales en las Islas dada la importancia del turismo, desde el Gobierno balear introducirán “sistemas de control sobre la flota para garantizar que se va produciendo este cambio”. 

Así, un mes después de la entrada en vigor de la Ley, estas empresas tendrán que informar a la Administración de la lista de los vehículos que tienen matriculados, de los que son de emisiones cero y de si son contaminantes. Un distintivo identificará la flota de alquiler y si los vehículos son de emisiones cero.

Además, la Ley también da competencias a los municipios en los que existan áreas en que se superen los valores límites de calidad del aire fijados para que puedan restringir la circulación a determinados vehículos. Finalmente, también incorpora la necesidad de fijar, de acuerdo con el Estado, medidas para reducir la contaminación de los barcos, como la declaración de las llamadas zonas ECA (áreas en las que se establecen límites para las emisiones de gases de los barcos). 

El 35% de las emisiones de CO2 generadas en Baleares procede del tráfico rodado. 

También se establecerán criterios mínimos en materia de emisiones y calidad del aire que tendrán que cumplir las embarcaciones en las proximidades del archipiélago e incluso los aviones, si bien no se aportan más detalles al respecto.  

Por último, el Gobierno Balear ha desarrollado un plan específico para convertir a Menorca en un territorio pionero de la Unión Europea en el uso de energías renovables. El objetivo es que en 2030 el 85% de la energía que se utilice proceda de fuentes renovables.