Kia-proceed 02
Conducimos el Kia Proceed: En busca de la diferenciación
Mick schumacher-ferrari driver academy
Mick Schumacher, nuevo piloto de la Ferrari Driver Academy
Sin titulo
Vuelta al pasado: BMW M3 E92 GTS vs. Audi RS 4 Avant B7
Dakar 2019 portada completa
Los españoles que vencieron al Dakar 2019: Una armada de la que estar orgullosos
8fbb5a79-2020-ford-mustang-shelby-gt500-auction-1
Subastado el primer Ford Mustang Shelby GT500 2020

Italia debate elevar el límite de velocidad a 150 km/h en autopista

La medida, presentada por el presidente de la comisión de transportes en la Cámara, no ha tenido la acogida esperada por el mismo, pero todavía está sobre la mesa.

Senal-velocidad

El parlamento italiano debate estos días elevar la velocidad máxima en las autopistas del país a 150 km/h, una medida que afectaría sólo a determinados tramos de tres carriles para cada sentido, con asfalto en perfecto estado y controlados por radares de tramo. Así lo expresó Alessandro Morelli, miembro de la Liga Norte y actual presidente de la comisión de transportes en una Cámara que no obstante, no acogió la medida de la mejor forma posible.

Carlo Rienzi, presidente de Codacons, fue el primero en dar la voz de alarma al asegurar que "elevar el límite de velocidad a 150 km/h tendría efectos directos en la seguridad vial, pues pondría en peligro la vida de miles de automovilistas" y hoy, en la misma línea, se ha manifestado la Asociación de Patrocinadores y Amigos de la Policía de Tráfico subrayando desventajas como "más consumo, más contaminación, más riesgo de accidentes y ganancias de tiempo innecesarias y, a menudo, inexistentes".

Por su parte, la Liga Norte defiende la medida estudiada para agilizar el tráfico y aumentar su libertad, pues suponía un incremento de “sólo 20 km/h” respecto a los 130 km/h que rigen actualmente en las autopistas de este país, y permitiría acordar tiempo en numerosos trayectos de forma segura. Además, “los elementos de seguridad activa y pasiva de los vehículos han dado tantos pasos adelante que, hoy en día, los riesgos son debidos a otros factores", subrayó Morelli.

No obstante, los datos tampoco juegan a favor de la propuesta de Morelli pues, en 2017, las carreteras italianas registraron 3.378 víctimas, un 2,9% más que el año anterior y por si esto fuera poco, las autopistas aumentaron su mortalidad en un 8%, lo que deja en muy mal lugar al factor de la velocidad. Con todo y eso, el debate en el país transalpino continúa abierto.