522684
Las marcas de coches más fiables para 2019… y las menos
Sainz 01
La Fórmula 1 ya sabe lo que es Carlos Sainz
Mini-john-cooper-works-gp
El Mini John Cooper Works GP prepara su llegada bajando de los 8 minutos en Nürburgring
Verstappen - leclerc
Verstappen continúa dejando en evidencia a Ferrari
Gettyimages-1131693115
Neumáticos de baja resistencia a la rodadura, ¿qué son? ¿merecen la pena?

Hennessey enfrenta sobre la pista a los Dodge Demon y Chevrolet Corvette ZR1

El preparador norteamericano nos ha dejado con un nuevo vídeo en el que podemos ver a dos de los V8 más potentes del mercado, con uno de ellos especialmente modificado para superar los 1.000 caballos. Sube los altavoces y disfruta con el sonido de estos motores de ocho cilindros sobrealimentados.

Sin titulo

Las carreras de aceleración que estamos acostumbrados a ver suelen iniciarse desde parado, con los dos vehículos preparados para salir lo más rápido posible hacia la meta, aunque no siempre ocurre así y es que otra posibilidad es hacerlo a una determinada velocidad. Tal vez se pierda cierto encanto al no ver cómo gestionan los conductores esos metros iniciales, pero si los dos rivales ponen cerca de 2.000 caballos sobre la pista, la emoción sigue siendo la misma.

Este ha sido el caso de uno de los preparadores más reputados del momento, es decir, Hennessey, al ofrecernos un documento en el que podemos ver una batalla entre dos colosos de la carretera y sus potentes motores de ocho cilindros. Por un lado, tenemos a una de las bestias más temidas del cuarto de milla y no es otro que el Dodge Challenger SRT Demon; mientras que en el otro lado del cuadrilátero, un Chevrolet Corvette ZR1 aguarda sentado. 

En condiciones normales, los 765 caballos del ‘vette’ no serían suficientes para batir a los más de 800 del muscle car, pero conociendo a este preparador sabemos que alguna sorpresa se esconde bajo el capó del deportivo. Efectivamente, no se trata de un ejemplar de serie sino del monstruo que nos presentó hace apenas un mes, el HPE1000, es decir, una preparación que eleva el V8 de 6.2 litros por encima de los 1.000 CV. Llegados a este punto, los 840 CV del Demon no son nada comparados con semejante torrente de energía.

Aun así, es bastante interesante ver enfrentados a estos dos colosos del asfalto en una pista de carreras, especialmente, cuando esos dos bloques sobrealimentados empiezan a dar lo mejor de sí. Aunque la victoria para el Corvette resulte obvia, al final de la prueba la distancia entre ambos no es tanta, por lo que estamos deseando ver un enfrentamiento en el que este Demon de fábrica sea sustituido por el monstruo de 1.000 caballos que vimos en 2018. Sin más dilación, te dejamos con el vídeo.