Canelo-alvarez-lamborghini
‘Canelo’ Álvarez se graba conduciendo a toda velocidad su Lamborghini en Mónaco
Brown 01
Zak Brown: “Me arrepiento de muchas de las cosas que hice sobre Indianápolis”
Woerthersee 2019 golfr da teambus-1
Estos Volkswagen Golf R y T6 del ‘Equipo A’ se alistan al Wörthersee 2019
Mario andretti firestone
Mario Andretti rememora su victoria en las 500 millas: “Aun recuerdo el olor”
Fiat tipo sport 01
El Fiat Tipo 2019 aterriza con una nueva versión Sport incluida

Ford y Domino’s Pizza te llevarán la pizza a casa

Olvídate de los repartidores de pizza habituales y de sus típicos ciclomotores. Estas dos compañías americanas están apostando por un nuevo integrante: el coche autónomo.

Ford dominos avresearch 03-2

Si trabajas en EE.UU. repartiendo pizzas quizás no te haga mucha gracia esta noticia y al vehículo que te ha acompañado durante tu etapa tampoco. Hay un nuevo miembro en la ecuación y promete quedarse, siempre y cuando tu opinión sea positiva.

La compañía automovilística Ford y Domino's Pizza se han puesto de acuerdo a través de un acuerdo de colaboración para tratar de implantar el coche autónomo a modo de vehículo de reparto de pizzas.

Por ahora, estamos hablando de la primera fase del proyecto, la cual se centra en la interacción del usuario con la nueva tecnología de reparto. Esta investigación resulta importante para que ambas compañías puedan comenzar a examinar y comprender las perspectivas de los usuarios alrededor del futuro del reparto de comida con vehículos autónomos.

El elegido ha sido un Ford Fusion híbrido autónomo de investigación, el cual será conducido manualmente por un ingeniero de seguridad de Ford acompañado de investigadores para realizar durante las próximas semanas pedidos a domicilio en Ann Arbor. Los usuarios que accedan a participar podrán realizar un seguimiento del vehículo de reparto a través de GPS gracias a una aplicación móvil. También recibirán un mensaje de texto con un código único para poder recoger su pizza conforme se acerque el vehículo. 

Por tanto, no os extrañéis la próxima vez que pidáis pizza, si en lugar de una persona con casco aparece un Ford sin conductor. ¿Quién sabe?, quizás el coche decide entregárselas a quien le apetezca…