Gettyimages-865879842
Elegidos los 7 mejores motores del año para 2019… según un grupo de 70 expertos
1017517379-lat-20190523-gt2r4043
Lewis Hamilton mete miedo en los segundos entrenamientos libres de Mónaco
Sin titulo
Dieter Zetsche, CEO de Daimler, se jubila… ¿en un BMW i8 Roadster?
Sainz monaco
Problemas eléctricos condenan a Sainz a cambiar componentes en Mónaco
Ohmss-dbs-superleggera-(6)
Aston Martin DBS Superleggera 007 ‘Al servicio secreto de su majestad’

Este Ferrari F40 LM participó en Le Mans y ahora sale a subasta

Un modelo exclusivo y deseado por sí solo y en este caso uno de los pocos ejemplares que compitió en las míticas 24 horas. RM Sotheby's los subastará en febrero y su valor podría alcanzar cifras astronómicas.

1987-ferrari-f40-lm

El Ferrari F40 en teoría nunca nació para competir, aunque fue creado a partir de un programa deportivo abandonado. Sin embargo su aspecto y especialmente su rendimiento pedían a gritos pista. Fue por eso que en 1992 se creó una versión denominada F40 LM, diseñada por Michelotto para competir en carreras y especialmente en las 24 horas de Le Mans, como precisamente señalan esas dos letras de su apellido. Este concretamente fue uno de los pocos ejemplares que llegó a competir en la prueba de resistencia francesa. Una auténtica reliquia que RM Sotheby's va a subastar el próximo mes de febrero.

Se trata de versiones muy raras y especiales del F40 que contaban con una suspensión mejorada, frenos más grandes, una transmisión más robusta y una aerodinámica ligeramente modificada, que puede verse por ejemplo en un alerón trasero más ancho y sofisticado lo que se añadía a su construcción en fibra de carbono y kevlar y su motor V8 biturbo que pasaba de unos 500 CV a 720 CV. En total se contruyeron 19 unidades de esta clase.

En cuanto a este ejemplar en concreto, originalmente se construyó en 1987 como un prototipo del F40 pero en el 92 se reconvirtió a la especificación LM para probar suerte en La Sarthe en 1995. A pesar de su innegable valor no destacó por ser el mejor coche de la prueba, especialmente en un año en el que dominó el McLaren F1 GTR, pero consiguió un meritorio séptimo puesto en la clasificación como el segundo mejor F40 de los tres que participaron, aunque bajó a la 12º posición tras la carrera.

Tras las 24 horas de Le Mans también participó en la serie BPR Global GT, donde logró un segundo puesto en Silverstone y siguió compitiendo en el 96 con otro, aunque de nuevo frustrado, intento en Le Mans para después retirarse definitivamente de la competición. Su última carrera fueron las Cuatro horas de Nogaro donde terminó tercero y donde llevaba la misma decoración en azul y blanco que sigue llevando ahora en estas fotos.

Su rareza es tal que RM Sotheby's solo ha vendido otro ejemplar del mismo tipo en toda su historia, lo que significa que quizás esta sea la única oportunidad de hacerse con una máquina así. La puja será en febrero en París y se espera que alcance un valor de vértigo que se situaría entre los 4,5 y los 5,5 millones de euros.