522684
Las marcas de coches más fiables para 2019… y las menos
Sainz 01
La Fórmula 1 ya sabe lo que es Carlos Sainz
Mini-john-cooper-works-gp
El Mini John Cooper Works GP prepara su llegada bajando de los 8 minutos en Nürburgring
Verstappen - leclerc
Verstappen continúa dejando en evidencia a Ferrari
Gettyimages-1131693115
Neumáticos de baja resistencia a la rodadura, ¿qué son? ¿merecen la pena?

Este Shelby Cobra 427 original puede venderse por 2 millones de euros

Será uno de los protagonistas de la subasta que celebrará RM Shoteby’s próximamente. Cuenta con el propulsor V8 427 original, al igual que todos sus elementos mecánicos y estructurales. Ha pasado por varios dueños distintos pero se encuentra en perfectas condiciones.

11

Si hablamos de vehículos puramente americanos que sean deportivos, con un sonido característico, con una carrocería ligera y un tamaño compacto, pero que además ofrezcan unas prestaciones de infarto y unas sensaciones únicas, el candidato número uno es el mítico Shelby Cobra.

Hablamos de un coche que es pura historia sobre ruedas y que a más de uno le encantaría tener custodiado bajo llave en su garaje para pasearlo de vez en cuando y disfrutar de la pura esencia de conducción. Para todos aquellos interesados les tenemos que decir que un ejemplar original va a ser subastado próximamente por RM Sotheby´s en un evento celebrado en Arizona durante el próximo 18 de enero, bajo un precio que puede ascender hasta los 2 millones de euros.

En concreto, estamos ante un ejemplar con número de chasis CSX 3040 que ha pasado por cuatro dueños diferentes a lo largo de estos años pero que se ha mantenido en perfecto estado e incluso se ha sometido a una importante restauración llevada a cabo por el experto en Cobra, Mike McCluskey. Todos los paneles de la carrocería al igual que el motor, transmisión, interior y accesorios se han determinado como originales.

Bajo el capo de esta auténtica joya sobre ruedas se encuentra el mítico V8 427 de Ford con 7.0 litros de desplazamiento y una potencia de 425 caballos, que ascendían hasta los 500 en las variantes de competición. Además, cuenta con los característicos escapes laterales, el visible enfriador del aceite, las baterías dobles o el depósito de combustible de carreras.

Este Cobra se une al que subastaba esta misma casa a principios de verano en el tradicional Pebble Beach de Monterey, con la diferencia de que este ejemplar contaba con el motor 289 y había pasado por un único dueño.