Ferrari-abandoned port
Esta colección de Ferrari abandonados en pleno campo es lo más doloroso de la semana
1017510998-lat-20190518-levitt-i500-0519 34589
Fernando Alonso no logra la machada y se queda fuera de las 500 millas de Indianápolis
Vonnen-porsche-911-hybrid-port
Vonnen trae al presente el Porsche 911 Hybrid
1017503876-lat-20190514-lat miller 2019 05 14 0043
Un pinchazo boicotea los planes de Fernando Alonso en la clasificación
Seat-leon-st-cupra-r-01
Conducimos el Seat León ST Cupra R: El más caro, ¿el mejor?

Este Porsche 959 Sport se ha vendido por 1,96 millones de euros

Es uno de los Porsche más rápidos y exclusivos del siglo pasado y sin duda, uno de los más codiciados del momento. La última unidad de este modelo subastada en París ha alcanzado una cifra récord.

Las subastas de coches clásicos siguen cotizando al alza y sino que se lo digan a RM Sotheby's, responsables de la última organizada en París. Según sus propios datos, llegaron a recaudar más de 27,5 millones de euros mediante las pujas de compradores de 37 países distintos y despacharon auténticas joyas como este Porsche 959 Sport que se ha encargado de dar la campanada este año.

Bajo el martillo, esta unidad de color blanco ha alcanzado un valor de 1.960.000 euros disparando así la cotización de un modelo del que sólo existen 29 en el mundo. Poco o nada le ha importado a su comprador que haya tenido dos propietarios anteriores, pues el ejemplar en cuestión sólo refleja 18.000 kilómetros en su marcador y se encuentra en perfecto estado de conservación.

Recordemos que la versión Sport del 959 fue concebida para elevar la eficacia de este modelo especialmente en circuito, lugar donde el fabricante recomienda su uso. Así se explica que cuente con un interior aligerado, sin equipo de audio ni sistema de climatización pero con una estructura de barras anti-vuelco, arneses de seguridad de cuatro puntos y unos bacquets forrados en tela.

La unidad comercializada fue propiedad de Vasek Polak Jr, hijo de un conocido piloto estadounidense, antes de pasar en 2008 a manos de un coleccionista y aunque se desconoce el importe que pagó en su día, está claro que ha sido una fantástica inversión.