Amazon-motors
Amazon Motors te pone un coche de renting en tu casa ¡este verano!
Alonso
Fernando Alonso, Mercedes, Ferrari, y los enigmáticos viajes a Carolina del Norte
P90351034-highres
BMW Serie 8 Gran Coupé: El rival del Porsche Panamera ya está aquí
1017554805-lat-20190616-796916 (1)
El recadito de Bradley Smith a Aleix Espargaró le cuesta múltiples lesiones en su rodilla
Gettyimages-589921920
Los grandes cruceros contaminan mucho más que los automóviles

Este LaFerrari salva por milímetros un roce del Mercedes-AMG G63 6x6

Cuando te pones al volante de uno de los deportivos más valiosos del mundo, lo último que quieres tener delante cuando levantas la vista es un Mercedes-AMG G63 6x6, el gigante de la carretera cortándote el paso. Hay que reunir pericia y valor a partes iguales para ejecutar la siguiente maniobra.

Estamos en Ginebra, Suiza, localidad que cada primavera acoge uno de los eventos de motor más seguidos en el mundo y a la que no sólo se desplazan medios de comunicación como nosotros durante esos días. Numerosos aficionados al motor y distintas personalidades de todo el mundo tampoco suelen perderse esta cita y éste fue el caso de todo un jeque como Khalifa bin al Thani que por supuesto, no llegó precisamente 'descalzo'.

El precioso LaFerrari acabado en blanco mate que protagoniza este vídeo es suyo aunque como podéis ver, no es el único vehículo exótico que se encontraba estacionado en esta céntrica calle de la capital suiza. Delante de él, un monstruoso Mercedes-AMG G63 6x6 le cortaba el paso algo que debe de ser lo más parecido a tu peor pesadilla cuando un jeque te pide que conduzcas su coche y que vayas a recogerle con él a un determinado lugar.

El LaFerrari pesa 1.255 kilos en seco y no supera los 1,12 metros de alto, mientras que el Mercedes de tres ejes alcanza los 5,80 metros de longitud y pesa más del doble.

Sin embargo, el chófer que maneja el Ferrari hace gala de un arrojo y una destreza increíbles y tira de escuadra y cartabón para salvar por milímetros al todoterreno y abandonar la zona en cuestión de minutos con el hypercar en perfectas condiciones, por supuesto. Recordemos que este LaFerrari es un modelo del que sólo existen 500 unidades en el mundo, todas ellas vendidas a un precio superior a los 1,3 millones de euros. No queremos ni imaginarnos lo que cuesta reparar un arañazo en su pintura especial.