Toyota gr super sport
Toyota GR Super Sport: El primer Hypercar de Le Mans ya rueda
1017545567-lat-20190608- 56i5577
McLaren cree que el potencial de sus cambios se verá a partir de la temporada 2020
Avion-alas-futuro
El avión del futuro ya está aquí y pronto vas a viajar en sus alas
Toyota 3
Toyota explica el problema de ‘Pechito’ López
19c0473 037
Mercedes Clase G “Stronger Than Time”: Edición especial por su 40 cumpleaños

Estas son las 7 medidas con las que la DGT quiere reducir la sinestralidad

En lo que va de año el número de víctimas mortales en nuestras carreteras no ha dejado de ascender. Para revertir esta situación, la Dirección General de Tráfico ha presentado una serie de medidas para revertir esta situación.

El primer trimestre de 2016 se ha cerrado con 273 muertos en accidentes de tráfico o lo que es lo mismo, 26 personas más que en 2015 perdieron la vida en nuestras carreteras. Así las cosas, no nos extraña que en la Dirección General de Tráfico hayan saltado todas las alarmas y de acuerdo con el Ministerio de Interior, están dispuestos a atajar la situación.

El ministro en funciones, Jorge Fernández, anunció ayer un paquete de medidas que le costarán al Estado unos 7,2 millones de euros, pero que prometen mejorar la seguridad de los automovilistas, especialmente en las carreteras secundarias, donde se registraron un 81% de los fallecidos. Son las siguientes:

1.- Bandas viales sonoras: estas líneas que marcan los límites de la carretera en nuestras autovías y autopistas, se instalarán ahora a lo largo de 3.000 kilómetros de carretera secundaria, delimitando tanto el arcén como el carril, algo que le costará al Estado cerca de cinco millones de euros.

2.- Doble línea contínua: las veremos en las zonas de mayor siniestralidad para advertirnos de que está prohibido adelantar a pesar de que la visibilidad parezca óptima por nuestra seguridad. Hasta 1.000 kilómetros nuevos se llevarán una inversión de un millón de euros para cubrir 1.000 kilómetros con estas marcas viales.

3.- Señales de peligro luminosas: hasta 40 cruces nos advertirán con estas nuevas señales de que estamos atravesando un punto de alta siniestralidad.

4.- Balizas luminosas para peatones: Los casos de atropello también preocupan a la DGT que instalará un sistema de balizas luminosas en travesías y vías interurbanas con tránsito habitual de peatones. A la entrada y salida de las mismas, un pulsador les permite a los viandantes iluminar el camino por el que van a pasar y ser así más visibles a los conductores. Se instalarán 100 indicadores de este tipo presupuestados en 100.000 euros.

5.- Controles de velocidad nocturnos: estarán destinados de forma especial a furgonetas de transporte que cubren rutas nocturnas con envíos urgentes. Con 30.000 euros extra la DGT quiere acabar con esta práctica que también se cobra víctimas en carretera.

6.- Vigilancia de la distancia de seguridad: los agentes de la agrupación de tráfico han recibido instrucciones para advertir y sancionar a los conductores que no dejen el margen de seguridad obligatorio con el coche que les precede. Los accidentes por alcance son los más peligrosos en nuestras autovías y autopistas.

7.- Control especial a las motos: En lo que queda de año los motoristas tendrán una vigilancia especial. Los agentes se encargarán de revisar el estado de sus motocicletas y si tienen la ITV pasada. La antigüedad de este parque móvil ha ascendido notablemente y se asocia directamente a la elevada mortalidad.