Ferrari-abandoned port
Esta colección de Ferrari abandonados en pleno campo es lo más doloroso de la semana
1017510998-lat-20190518-levitt-i500-0519 34589
Fernando Alonso no logra la machada y se queda fuera de las 500 millas de Indianápolis
Vonnen-porsche-911-hybrid-port
Vonnen trae al presente el Porsche 911 Hybrid
1017503876-lat-20190514-lat miller 2019 05 14 0043
Un pinchazo boicotea los planes de Fernando Alonso en la clasificación
Seat-leon-st-cupra-r-01
Conducimos el Seat León ST Cupra R: El más caro, ¿el mejor?

El Volkswagen I.D.R Pikes Peak se pone a punto en el circuito

El espectacular vehículo eléctrico que tiene preparado la casa alemana para afrontar el ascenso a una de las montañas más famosas del mundo, acaba de pisar la pista por primera vez.

Vw-id-r-pikes-peak

El Grupo Volkswagen es uno de esos gigantes de la automoción que se está tomando muy en serio el hecho de lanzar productos respetuosos con el medio ambiente. La mejor prueba de ello la tenemos con los futuros modelos que formarán la familia de eléctricos conocida como I.D, siendo el Neo el primero de ellos.

Quizás habrá quien piense que este tipo de vehículos puede resultar algo aburrido, ya que no transmitan el tipo de emociones que buscan los amantes de la conducción. Sin embargo, la firma alemana ha lanzado un producto destinado a la competición, el cual está pensado para batir récords, prometiendo unas prestaciones que no son para nada aburridas. Su nombre, Volkswagen I.D. R Pikes Peak.

A los mandos de Romain Dumas, este eléctrico espera batir el próximo 24 de junio el registro establecido por Sebastien Loeb a los mandos de un Peugeot  208 T16. No sabemos si lo conseguirá pero a decir verdad argumentos no le faltan. Cuenta con dos propulsores eléctricos que son capaces de generar 680 caballos, un peso inferior a los 1.100 kilos y una aceleración de 0 a 100 km/h mayor que la de un Fórmula 1.

Desde que lo vimos por primera vez nunca le habíamos visto en acción, hasta ahora. La compañía germana ha lanzado un vídeo de corta duración en el que podemos ver los primeros pasos de su ‘bestia’ eléctrica sobre un trazado de carreras. A decir verdad, la ausencia de sonido le quita mucha gracia, pero esperemos que no sea un impedimento para que logre su objetivo.