Discovery-dgt
A menos de un mes para Semana Santa, la DGT estrena su nueva flota de coches
 mg 9580
La FIA trabaja en solucionar el problema de los semáforos
Porsche Cayenne Coupé
Porsche Cayenne Coupé: El Panamera se hace SUV
Collage rufus
¿Qué diantres es RUFUS y qué tiene que ver con Fernando Alonso?
Koenigsegg-jesko-ginebra
Agotado: Todos los Koenigsegg Jesko ya tienen dueño pero… ¿está todo perdido?

El Shelby Mustang GT500 Super Snake de 1967 vuelve a nacer

La compañía Shelby American ha decidido traer de nuevo a la vida a toda una leyenda de las cuatro ruedas. Llegará como edición especial y bajo su capó se alojará un V8 con más de 500 caballos.

1366 2000

En 1967 dos entusiastas del motor, Carroll Shelby y Don McCain, idearon construir una versión muy especial del Ford Mustang para afrontar unos test de neumáticos a alta velocidad de Goodyear. Para ello, hicieron una serie de modificaciones en el modelo original para que estuviera a la altura de la circunstancias. El nombre que le dieron a este proyecto nos suena a todos, Super Snake.

De esta forma, el Mustang Fastback original recibia un bloque V8 de 7.0 litros, discos de freno de alto rendimiento, un eje trasero Detroit, una parrilla específica o unos neumáticos Goodyear Thunderbolt, sin olvidar las típicas franjas que recorren la carrocería. Los test fueron un éxito, alcanzando en manos del propio Shelby una velocidad de 274 km/h, por lo que se pensó en fabricarlo como edición limitada. Sin embargo, el proyecto nunca se hizo realidad… hasta ahora. 

La compañía Shelby American ha decidido afrontar los gastos del costoso modelo y es por ello que fabricará unos cuantos ejemplares del mitico Ford Shelby GT500 Super Snake de 1967. En total serán 10 unidades las que vean la luz, cada una de ellas fabricada bajo pedido en Pensilvania, Estados Unidos, utilizando la base de un Mustang original de la época. No obstante, si el cliente lo desea se puede optar por un Shelby Fastback del mismo año.

El encargado de propulsar al icónico modelo americano será un V8 que mantiene la cilindrada original (7.0 litros), pero aumenta su potencia hasta los 550 caballos. El futuro propietario podrá elegir entre un bloque de aluminio o uno de fundición, el cual irá asociado a una caja de cambios manual de cuatro velocidades

Como decimos, serán 10 los ejemplares que se fabriquen y cada uno de ellos vendrá acompañado por una placa firmada por los propios Shelby y McCain (firmadas hace unos años para futuras ediciones especiales). Como ya imaginarás, todo esto no saldrá nada barato y el precio base del coche se ha fijado en 249.995 dólares, unos 211.500 euros al cambio.