Discovery-dgt
A menos de un mes para Semana Santa, la DGT estrena su nueva flota de coches
 mg 9580
La FIA trabaja en solucionar el problema de los semáforos
Porsche Cayenne Coupé
Porsche Cayenne Coupé: El Panamera se hace SUV
Collage rufus
¿Qué diantres es RUFUS y qué tiene que ver con Fernando Alonso?
Koenigsegg-jesko-ginebra
Agotado: Todos los Koenigsegg Jesko ya tienen dueño pero… ¿está todo perdido?

El Shelby GT350 se enfrenta al Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio

Con una potencia más o menos similar y un peso más ligero a favor del modelo italiano, surge esta interesante batalla entre dos pesos pesados. Sin embargo, uno de ellos cuenta con alguna que otra modificación que le puede resultar definitiva a la hora de proclamarse vencedor.

Sin titulo

Todos sabemos que una de las cosas que más les gusta a todos aquellos estadounidenses amantes de la emoción, la velocidad y las cuatro ruedas son las carreras de aceleración. Tal es la pasión de esta gente que incluso los coches patrulla se atreven a retar a grandes deportivos que encuentran a su paso.

Dejando a un lado ese episodio aislado, encontrarse con una prueba entre dos coches regida por una recta y una simple cuenta atrás que dará lugar a una batalla de aceleración, es bastante común. Los chicos de nuestro próximo vídeo han querido enfrentar a un representante americano con otro europeo, y así comprobar la diferencia existente entre ellos.

Antes de comenzar debemos dejar claro que aunque ambos productos son sinónimo de velocidad y prestaciones, uno de ellos está enfocado claramente al circuito mientras que el otro aboga por un toque de confort y habitabilidad. Por un lado tenemos al Ford Mustang Shelby GT350, y por otro el Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio

De serie, ambos cuentan con una potencia que supera los 500 caballos, sin embargo, el V8 del Mustang es atmosférico y el V6 del Alfa, no. También encontramos diferencias en la transmisión, ya que el modelo americano recurre a una caja manual de seis velocidades y el italiano a una automática de ocho. No obstante, el dato más importante de cara a la carrera es que el Shelby está modificado, no mucho, pero sí lo suficiente como para marcar la diferencia gracias a deshacerse del catalizador, usar E85 o tener mejoras en la admisión.

Con todas las cartas puestas sobre la mesa, ¿quién pensáis que se llevará el gato al agua?