Alp 5300
Los coches preferidos en Instagram: ¿Qué modelos son los más buscados? 
Renault
Renault F1 se apunta al ‘roadshow’ en Disneyland París
Global-expedition-vehicles-patagonia port
GXV Patagonia: aventura desde casa
Mclaren sobre normativa 2021
McLaren podría considerar su situación en F1 si no le gustan los cambios de 2021
El-coche-fanta-stico-1551345452
David Hasselhoff confirma el remake de ‘El coche fantástico’

El Renault Mégane RS 275 Trophy-R recupera el trono en Nürburgring

El tracción delantera más rápido que ha pasado jamás por el Infierno Verde es un Renault Mégane. La firma gala ha cumplido el objetivo de su programa #Under8 logrando arrebatar este título al Seat León Cupra con esta edición limitada Trophy-R.

Renault sólo producirá 250 unidades de este Mégane RS 275 Trophy-R pero sus propietarios quienes decidan hacerse con uno de ellos sabrán que se llevan el tracción delantera más rápido sobre el trazado alemán de Nürburgring-Nordschleife. Así lo demuestra este vídeo oficial en el que podemos deleitarnos con una vuelta lograda en sólo 7 minutos, 54 segundos y 36 décimas.

El equipo técnico de Renault Sport ha trabajado a fondo en un coche preparado al estilo del anterior Mégane R26R que ha logrado rebajar su peso 100 kilos prescindiendo de todo el equipamiento opcional y reemplazando los cinco asientos originales por dos Recaro Pole Position con arneses de seis puntos, una batería de tipo ión-litio y un equipo de frenos de altas prestaciones.

Además, también se ha añadido un escape Akrapovic, amortiguadores Öhlins y neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 específicos a una base realmente poderosa. Cabe recordar que el Mégane RS 275 Trophy (sin R) monta un motor 2.0 turbo de 275 caballos dispuesto sobre el chasis Cup–el más rígido de la marca– y asociado a un cambio manual de seis marchas, mientras que la electrónica incluye un diferencial de deslizamiento limitado de serie.

Con toda esta dotación, el resultado no podía ser otro. Renault ha arrebatado el récord de Nürburgring al Seat León Cupra que, pilotado por Jordi Gené y dotado con un 'Performance Pack' específico firmó un crono de 7:58.4, casi diez segundos más rápido que el récord anterior, un 8:07.9, que, ¿adivinan? había sido firmado por el Mégane Trophy de 265 caballos. De este modo podemos decir que el francés ha recuperado su trono, vean cómo: