522684
Las marcas de coches más fiables para 2019… y las menos
Sainz 01
La Fórmula 1 ya sabe lo que es Carlos Sainz
Mini-john-cooper-works-gp
El Mini John Cooper Works GP prepara su llegada bajando de los 8 minutos en Nürburgring
Verstappen - leclerc
Verstappen continúa dejando en evidencia a Ferrari
Gettyimages-1131693115
Neumáticos de baja resistencia a la rodadura, ¿qué son? ¿merecen la pena?

El Range Rover Sport sube Pikes Peak antes que nadie

El próximo 30 de junio tendrá lugar una nueva edición de la subida a Pikes Peak International Hill Climb, pero unos días antes de la prueba, Range Rover ha aprovechado para rodar con su nuevo Sport en este mítico escenario y, de paso, ha establecido un récord de velocidad.

El nuevo Range Rover Sport ya es el coche de calle más rápido en completar la ascensión a Pikes Peak, una referencia hasta ahora inédita pero que puede sentar un buen precedente. El nuevo SUV británico completó los 12,42 kilómetros de subida en tan sólo 12 minutos y 35,61 segundos, alcanzando una velocidad media de 95,23 km/h en una carretera tan revirada y compleja como ésta.

El registro fue tomado por PPIHC (Pikes Peak International Hill Climb), la organización oficial de la carrera con sede de Colorado que este 30 de junio volverá a recibir invitados tan espectaculares como el Peugeot 208 T16 de Sebastien Loeb o el Mini No Limit de Jean-Philippe Dayraut.

El Range Rover Sport, con motor V8 de 5.0 litros y 510 caballos de potencia, registró este tiempo gracias a la pericia de Paul Dallenbach, piloto especialista en la prueba. A sus 45 años años de edad, Dallenbach, natural de Colorado, resultó ganador de su categoría en seis ocasiones y obtuvo también tres victorias absolutas.

En su regreso a “La Carrera hacia las Nubes”, Dallenbach aseguró que “aquí no hay margen para el error, sólo tienes que tomar mal una de esas 156 vueltas y ya estás entre los árboles o sobre el borde de la montaña. Para conducir por este lugar necesitas plena confianza en el vehículo y el Range Rover Sport es rápido, sensible y ágil; así que era capaz de colocar el coche exactamente donde yo quería”. No obstante, la unidad que manejaba el piloto americano estaba dotada de una jaula antivuelco y cinturones de arnés, así como el resto de elementos de seguridad que equipa este modelo de serie.

A partir de ahora, veremos si esta mítica ascensión logra ser un referente para medir las prestaciones de los nuevos modelos, tal y como sucede con las vueltas rápidas de Nürburgring o la pista de Top Gear. De momento, os dejamos con el vídeo que corrobora el tiempazo del Range Rover Sport en Pikes Peak.