Gettyimages-1140674359
¿Cómo llevar tu bici en el coche? Estos son los portabicicletas –seguros– más baratos
48738642 403
Roban este Ferrari 288 GTO tras realizar una prueba de conducción
1017503876-lat-20190514-lat miller 2019 05 14 0043
Un pinchazo boicotea los planes de Fernando Alonso en la clasificación
Land-rover-v8-soho
Este Land Rover Defender ‘Project Soho’ esconde todo un V8 heredado del Corvette
Seat-leon-st-cupra-r-01
Conducimos el Seat León ST Cupra R: El más caro, ¿el mejor?

El Ford Focus WRC 2002 de Carlos Sainz está buscando nuevo dueño

Pasó por las manos del piloto español y ahora, muchos años después, será uno de los protagonistas de una subasta que tendrá lugar en Francia a finales de este mes. 

Subasta-ford-focus-wrc-2002-carlos-sainz-1

Acaba de ganar su segundo Rally Dakar, con el equipo Peugeot en esta ocasión, y hace unos días tuvimos el privilegio de subirnos con él y con su espectacular máquina para poder hacernos una idea del enorme potencial que esconde y de las dificultades que ha tenido que superar Carlos Sainz durante el rally más exigente del mundo.

Sin embargo, echando la vista atrás y remontándonos a su paso por el WRC nos encontramos con varios modelos que pasaron por sus manos, y que a día de hoy se han quedado sin un destino claro y buscan un nuevo dueño en conocidas subastas como la que tendrá lugar el próximo 25 de este mes durante el Avignon Motor Festival en Francia, en la que el principal protagonista será el Ford Focus WRC 2002.

Este ejemplar fue pilotado por el piloto español y por su ilustre compañero de batallas Luis Moya durante la temporada de ese mismo año. Aunque no les sirvió para conseguir el campeonato en esta ocasión, ambos se conformaron con una tercera posición que les sirvió para situarse por delante de sus compañeros de equipo, Colin McRae y Markko Martin.

Además de cumplir con el reglamento del Grupo 4 y presentar un peso total de 1.230 kilos, este Focus destaca por un sistema de tracción a las cuatro ruedas que recibe toda la energía de un propulsor de 2.0 litros turboalimentado con una potencia máxima de 300 caballos a 6.500 revoluciones. La transición de un lado a otro recae sobre una caja de cambios secuencial. Así mismo, cuenta con un juego de llantas de 18 pulgadas para los tramos de asfalto y de 15 para los de nieve o tierra.

La encargada de la subasta será la compañía Leclere y el precio estimado que esperan obtener por este ejemplar con puro pedigrí de competición oscila entre los 210.000 y los 260.000 euros. Veremos si lo consiguen o si por el contrario consigue una cifra inferior, similar a la del Focus WRC de 1999 que te presentábamos a finales de enero.