Ferrari-abandoned port
Esta colección de Ferrari abandonados en pleno campo es lo más doloroso de la semana
1017510998-lat-20190518-levitt-i500-0519 34589
Fernando Alonso no logra la machada y se queda fuera de las 500 millas de Indianápolis
Vonnen-porsche-911-hybrid-port
Vonnen trae al presente el Porsche 911 Hybrid
1017503876-lat-20190514-lat miller 2019 05 14 0043
Un pinchazo boicotea los planes de Fernando Alonso en la clasificación
Seat-leon-st-cupra-r-01
Conducimos el Seat León ST Cupra R: El más caro, ¿el mejor?

Disfruta con el Camaro ZL1 “The Exorcist” en el cuarto de milla

El bestial producto desarrollado por Hennessey se enfrenta a una pista de aceleración para comprobar si es más rápido que el todopoderoso Demon. No hay nada como escuchar el sonido de su compresor y la tremenda aceleración que experimenta. 

1000-hp-hennessey-exorcist-camaro-zl1-beats-dodge-demon-with-957s-1-4-mile-run 1

Todos somos conscientes del potencial que esconden los vehículos americanos a la hora de afrontar largas y extensas rectas con sus enormes propulsores V8 dando lo mejor de sí. Allí es muy habitual encontrar pruebas de aceleración y algunos fabricantes preparan a conciencia sus modelos para recorrer el cuarto de milla lo antes posible.

El máximo exponente en este sentido lo tenemos en el Dodge Demon con su chasis específico, sus ruedas delanteras de pequeñas dimensiones y el V8 sobrealimentado hasta los 840 caballos. Sin embargo, un preparador como Hennessey no podía dejar escapar esta oportunidad para lanzar una versión radical del Camaro con el objetivo en mente de batir en la pista al modelo de Dodge.

Por supuesto hablamos del Chevrolet Camaro ZL1 “The Exorcist”, una bestia de 1.000 caballos y 1.350 Nm de par máximo que es capaz de destrozar literalmente los neumáticos traseros y de alcanzar una velocidad máxima de 349,2 km/h, como vimos recientemente. Ahora le tocaba afrontar la prueba de aceleración para comprobar si todos esos números tenían correlación en la pista, y parece que sí la tienen.

Durante los próximos minutos veremos al V8 de 6.2 litros exigiéndose al máximo para conseguir un tiempo en el cuarto de milla de 9,57 segundos, o lo que es lo mismo, casi una décima más rápido que el Demon. Además, ha sido capaz de alcanzar los 97 km/h (60 mph) en 2,1 segundos (2,3 el Dodge) y su velocidad máxima se ha detenido en los 236 km/h. Dejando a un lado estas cifras, lo mejor será que subas los altavoces y disfrutes con el sonido que emite esta bestia.