Discovery-dgt
A menos de un mes para Semana Santa, la DGT estrena su nueva flota de coches
 mg 9580
La FIA trabaja en solucionar el problema de los semáforos
Porsche Cayenne Coupé
Porsche Cayenne Coupé: El Panamera se hace SUV
Collage rufus
¿Qué diantres es RUFUS y qué tiene que ver con Fernando Alonso?
Koenigsegg-jesko-ginebra
Agotado: Todos los Koenigsegg Jesko ya tienen dueño pero… ¿está todo perdido?

El Gobierno da marcha atrás: sí habrá motores de combustión en 2040

Una de las medidas estrella de la polémica Ley de Cambio Climático parece que no se aplicará. Así está la situación.  

Combustion-2040

Sin duda se trata de una de las medidas estrella contempladas en la llamada Ley de Cambio Climático, que el Gobierno tenía previsto implantar de forma progresiva y que incluía el fin de los combustibles fósiles para el automóvil en 2040, con el diésel en el punto de mira, tal y como te contamos aquí. 

Pues ahora, según publica Confidencial Digital, Moncloa ha cedido a las presiones de prácticamente todo el sector del automóvil: fabricantes, concesionarios, usuarios y compañías de petróleo. 

Así, la ministra de Industria Reyes Maroto confirmó en un reciente congreso celebrado por Faconauto que los motores de combustión “todavía tienen mucho que decir” dado que el mercado automovilístico no puede prescindir de ellos. 

En los últimos días desde el Gobierno se ha trasladado un mensaje de “máxima tranquilidad” y que la fecha 2040 es un “horizonte negociable”

De hecho, según confirma este confidencial de fuentes próximas al Gobierno, Sánchez dará marcha atrás en este medida: la prohibición a partir de 2040 de la venta y matriculación de coches de combustión, tan solo unos meses después de haberla anunciado. De hecho, el anuncio de esta medida causó mucha incertidumbre en el sector dado que ha provocado un desplome de las ventas de diésel de casi un 40%.

Asimismo, en los últimos días desde el Gobierno se ha trasladado un mensaje de “máxima tranquilidad” y que la fecha 2040 es un “horizonte negociable”

El objetivo de esta ley contemplado en el llamado Plan Nacional Integrado de Energía y Clima es reducir las emisiones un 20% con respecto a 1990, lo que supondría 38 puntos menos que en la actualidad. 

También el tema del impuesto al diésel ha quedado de momento congelado.