Seat-altea-2021-render-ok
Seat Altea 2021: ¿Planeando un regreso con chispa?
Vettel leclerc australia 2019 1
Ferrari justifica la decisión de mantener a Leclerc detrás de Vettel
Sin-titulo4-tile
Así funcionan todos los accesorios de la Peugeot Traveller by Tinkervan
Tjp1915ma0139
Alonso vuelve a ganar en EE.UU.: “Ojalá que siga la racha y la tercera sea la de Indy”
Sin titulo
Este Hyundai Tucson nos enseña cómo no debemos entrar en un parking

Así es el ‘diésel azul’, la solución al gasoil tradicional que ya se utiliza en Europa

Este nuevo combustible ha sido desarrollado y testado durante 9 meses por el gigante automovilístico alemán, obtenido unos resultados muy positivos y siendo un 20% menos contaminante que el diésel actual. Conozcamos sus detalles.

Diesel-r33-adblue-gasolinera-0119-01

Los últimos datos recogidos por la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA), en referencia al número de matriculaciones de vehículos en el continente europeo, no son nada esperanzadores para los modelos diésel y es que sus ventas se sitúan en un 35,9% del mercado total, lo que supone una caída del 18,4% en comparación con el ejercicio anterior.

Ya sea por las restricciones al tráfico, subidas de impuestos, protocolos anticontaminación y otro tipo de medidas en contra de este combustible, el diésel está muy lejos de aquella época dorada del 2014 en la que representaba el 55,9% del parque automovilístico español. Sin embargo, ya hemos visto que algunos fabricantes como Mercedes siguen apostando por él, realizando fuertes inversiones en el desarrollo de nuevos propulsores, a lo que debemos unir el nuevo proyecto de Volkswagen.

El ‘diésel azul’ promete solucionar los problemas actuales de este combustible, pues, según Volkswagen, es un 20% menos contaminante que el diésel actual.

La firma alemana se ha asociado con la Universidad de Coburg (Alemania), y grandes empresas de la industria automovilística, como lo son Bosch y Shell, para desarrollar un nuevo tipo de combustible diésel que promete llegar dentro de poco a la mayoría de gasolineras, presumiendo ser un 20% menos contaminante que el gasóleo actual, además de ser compatible con todos los vehículos diésel, independientemente del año o modelo que sean.

El denominado Diésel R33, o más conocido como DieselBlue (Diésel Azul), tiene en su composición la principal solución a los problemas actuales que está experimentado este combustible, pues se compone de un 33% de aceite de cocina usado y un 67% de gasoil con distintos aditivos para mejorar sus prestaciones. Esta fórmula parece que tiene resultado y los ensayos llevados a cabo por la marca alemana son la mejor prueba de ello.

Los principales distribuidores de combustible ya están estudiando la posibilidad de comercializar el ‘diésel azul’, por lo que es muy probable que lo veamos pronto en las gasolineras.

En total, el ‘diésel azul’ se ha estado probando durante 9 meses y los resultados han sido muy positivos, pues ha conseguido certificarse con la normativa DIN EN 590, la cual expresa que puede ser utilizado como combustible estándar por todos los vehículos diésel, sin importar la antigüedad, superando todos los controles que exige la Unión Europea. Y es que este combustible no sólo es más limpio que el gasóleo estándar, sino que también contribuye al reciclaje de residuos y parafinas procedentes del aceite de cocida usado.

A la espera de que los principales distribuidores de combustible decidan incorporar el ‘diésel azul’ a su oferta, el R33 ya se está usando en las estaciones de servicio que Volkswagen tiene en Wolfsburgo, Alemania, extendiéndose en las próximas semanas a la planta de Salzgitter.

En palabras del gerente del proyecto del departamento de Desarrollo de Volkswagen, Thomas Garbe: “Las reacciones al R33 BlueDiesel son muy alentadoras para Volkswagen y para los socios del proyecto. El R33 BlueDiesel es especialmente adecuado para empresas que utilizan vehículos diésel debido a su gran autonomía, pero que también desean alcanzar sus objetivos medioambientales. Nos estamos preparando, a medio plazo, para un aumento significativo de la demanda de combustibles líquidos a partir de materiales residuales y biocombustibles modernos.”