Seat-altea-2021-render-ok
Seat Altea 2021: ¿Planeando un regreso con chispa?
Vettel leclerc australia 2019 1
Ferrari justifica la decisión de mantener a Leclerc detrás de Vettel
Sin-titulo4-tile
Así funcionan todos los accesorios de la Peugeot Traveller by Tinkervan
Tjp1915ma0139
Alonso vuelve a ganar en EE.UU.: “Ojalá que siga la racha y la tercera sea la de Indy”
Sin titulo
Este Hyundai Tucson nos enseña cómo no debemos entrar en un parking

La DGT condenada por no aplicar correctamente los márgenes de error de los radares

Trafico se ha visto obligada a devolver miles de multas y puntos por superar los límites de velocidad por no respetarse el margen de error del cinemómetro, algo que ha vuelto a cuestionar una reciente sentencia dictada en Pontevedra.

Radares

La larga cuestión de la correcta aplicación o no de los márgenes de error de los radares ha vuelto a asestar un golpe a la DGT, después de que una sentencia dictada por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo 1 de Pontevedra haya cuestionado algunas multas y retirada de puntos impuestas por Tráfico.

Una sentencia que condena a la Dirección General de Tráfico a anular o reducir miles de multas por superar los límites de velocidad por no corregirse la velocidad captada en los radares y que aparece sobreimpresionada en las fotografías en función de los márgenes de error de los cinemómetros. Y no es la única. Sólo en el último año la organización de Automovilistas Europeos Asociados (AEA) ha logrado un centenar de sentencias favorables como esta relacionadas con la cuestionable aplicación de los márgenes de error.

Ese juzgado gallego sostiene que el cinemómetro no realiza una medición exacta de la velocidad del vehículo aunque reconoce que cada Juzgado de lo Contencioso Administrativo “está adoptando criterios y soluciones dispares”. Esto complica según la AEA que se unifiquen los criterios ante un poco probable pronunciamiento de la Sala 3ª del Tribunal Supremo al respecto.

Desde 2010 se han aplicado más de un millón de multas con importes y retirada de puntos mayores a los establecidos en la ley

Sea como sea la sentencia establece que “el criterio correcto que debe seguirse de ahora en adelante es que debe corregirse en cada caso la velocidad detectada por el radar, aplicando a la baja el índice máximo de error admisible según la mencionada Orden ITC/3123/2010, de 26 de noviembre”. Esto significa restar 5 km/h si la medición se realizó en posición estática o 7 km/h si se hizo en movimiento si la velocidad es igual o inferior a 100 km/h, mientras que si es superior se aplican los porcentajes del 5 o 7 %.

Este tipo de casos se llevan denunciando la entrada en vigor de la reforma de la Ley de Tráfico en materia de sanciones, en mayo de 2010. Desde entonces según la AEA se han aplicado más de un millón de multas con importes y retirada de puntos mayores a los establecidos en la ley.