Peugeot-508-hibrido-concept-01
Peugeot 508 Sport Engineered: Hora de enchufarse
Declas williams retraso test
Williams pide disculpas: “Solo podemos pedir perdón, es vergonzoso”
Moto-motor-rueda-01
RMK E2: La moto eléctrica con motor instalado en su rueda ya puede ser tuya
Hamilton sobre ferrari
Hamilton: “Ferrari es muy fuerte, será un desafío mayor para nosotros”
Campana-dgt
Campaña especial DGT: Camiones, autobuses y furgonetas, en el punto de mira

Acusados de manipular odómetros: Restaron hasta 120.000 kilómetros

Comienza 2019 y ya tenemos noticias de un fraude que parece no cesar. La manipulación del cuentakilómetros en coches vendidos de segunda mano. 

Cuentakm-gc

Se trata de un fraude que no cesa, la manipulación de los cuentakilómetros de vehículos, sobre todo automóviles. En este caso la Guardia Civil investiga a tres vecinos de Badajoz que supuestamente con este fraude habrían conseguido 53.900 euros tal y como recoge Europa Press. En concreto, las investigaciones las ha realizado el Grupo de Investigación y Análisis del Sector de Tráfico de la Guardia Civil de Extremadura (GIAT) coordinado con la Fiscalía. 

Las investigaciones comenzaron el pasado mes de noviembre tras recibir la Guardia Civil denuncias por parte de la Asociación de Empresarios del Metal de Extremadura (Aspremetal) en las que se informaba de un posible fraude en el kilometraje que marcaban determinados vehículos de segunda mano. 

Según la Guardia Civil los investigados podrían haber logrado unos beneficios de 53.900 euros. 

Los investigados compraban los coches en empresas de subastas extranjeras y los vendían en España con menos kilómetros y rematriculados. 

Según la Guardia Civil podría existir un delito de estafa y falsedad documental y de hecho han aportado pruebas referentes a 13 vehículos cuyo kilometraje habría sido rebajado entre 43.000 y 120.000 kilómetros. También hay un posible fraude documental por la falsificación de facturas de seis de ellos durante el proceso de matriculación en España, dado que se modificaban los kilómetros reales. 

Con esta forma de proceder, según la Guardia Civil los investigados podrían haber logrado unos beneficios de 53.900 euros y se enfrentan a penas de prisión de uno a 6 meses y a una multa de 6 a 12 meses por delito de estafa y falsedad documental, aunque los acusados están a la espera de juicio.