Seat-altea-2021-render-ok
Seat Altea 2021: ¿Planeando un regreso con chispa?
Vettel leclerc australia 2019 1
Ferrari justifica la decisión de mantener a Leclerc detrás de Vettel
Sin-titulo4-tile
Así funcionan todos los accesorios de la Peugeot Traveller by Tinkervan
Tjp1915ma0139
Alonso vuelve a ganar en EE.UU.: “Ojalá que siga la racha y la tercera sea la de Indy”
Sin titulo
Este Hyundai Tucson nos enseña cómo no debemos entrar en un parking

Crece casi un 50 % el número de coches robados en el Reino Unido ¿Qué está ocurriendo?

Según un estudio en el país en los últimos dos años se ha visto cómo la cifra de robos ha subido vertiginosamente a causa de la digitalización de los coches y la aparición de nuevas técnicas más modernas para hackearlos y abrirlos.

Arranque sin llave (1)

La llegada del mundo digital ha los coches ha traído una buena cantidad de beneficios, más tecnología, comodidad y funcionalidades... pero también un particular problema, y que el hecho de que ahora un coche se abra y se encienda electrónicamente hace los nuevos coches estén expuestos a posibles hackeos que, paradójicamente pueden hacer que los vehículo de hoy en día sean menos seguros que los de hace unos cuantos años.

Al menos eso parece demostrar un estudio realizado por Auto Express que revela que en el Reino Unido se ha registrado un aumento de casi un 50 % en el número de robos respecto al año anterior.

Concretamente muestra que en el país, entre abril de 2017 y abril de 2018 se han registrado un 48,7 % más de vehículos robados. En total 111.999 coches que se quedan lejos de los 75.308 del periodo 2013-2014. Dicho de otro modo, en el Reino Unido se roba un coche cada cinco minutos.

El motivo de este preocupante crecimiento parece estar en la aparición de nuevas técnicas de robo como la que se conoce como “relay theft”, que se realiza con dos ladrones: uno que se queda cerca de coche y otro que, equipado con un localizador de frecuencia, trata de obtener la señal de la llave del vehículo acercándose a la vivienda. Una vez la consigue la envía a través de un receptor al ladrón situado al lado del coche que de esta manera consigue abrir el automóvil sin necesidad de tener la llave en las manos. Una vez abierto solo hace falta repetir el proceso para arrancarlo. Obviamente todo esto es mucho más sencillo para los cacos si vives en un chalet y tienes tu coche aparcado fuera en la puerta.

El hecho de que, gracias a esta tecnología, ya no sea necesario introducir una llave física en una ranura hace mucho más sencillo a los ladrones hacerse con coches ajenos, siempre y cuando cuenten con los conocimientos y elementos necesarios para utilizar este tipo de señales de las llaves a su favor. Una tecnología más cómoda, sí, pero que hace a nuestros coches más vulnerables.

Una posible solución a esta técnica es dejar la llave en un lugar central de la casa, alejado de los muros exteriores de la casa, donde el localizador de frecuencia del ladrón no pueda llegar, o en su defecto en una cartera o caja especial anti-frecuencia.