Ford-focus-st-2019-01
Ford Focus ST 2019: Con más motor, es más ST
Williams test no 1
Williams, cada vez peor: también se perderá el día 2 de test
Bmw-sleeper-2
Te presentamos al ‘sleeper’ del momento, un BMW 318i E30 de 1985
Alfa romeo collage
Todas las imágenes del nuevo Alfa Romeo C38 de 2019
Kia-ceed-test-drive-01
Prueba Kia Ceed 1.0 TGDI: Todo lo que no te esperas

Presentado el dispositivo definitivo para hacer drift

Nos llega desde Alemania. Se trata de un eje delantero diseñado específicamente para hacer drift. Estas son sus características. 

Automechanika 2018 20180912 75 18x12

Ha sido uno de los “inventos” más carismáticos presentados en el Essen Motor Show 2018, el Sema europeo. Se trata de un eje delantero específico para la práctica del drift dado que permite un giro superior de las ruedas.  

Este eje tiene una geometría específica diseñada por el especialista en componentes del automóvil Meyle, cuyos ingenieros han desarrollado, además de la cinemática del eje, también los componentes que lo forman, el brazo transversal, barra de acoplamiento, mecanismo de dirección y las conexiones al soporte de la rueda para responder a las especificaciones y fuertes exigencias que plantea el drift. También se hizo necesario adaptar el brazo articulado transversal en su longitud de ancho entre ruedas a los especiales requisitos del drift.

Al derrapar, las piezas que componen el chasis y la dirección son básicas para el dominio del coche, dado que deben soportar las fuertes cargas que se producen y minimizar el desgaste. Por ello estos componentes se desarrollan de forma especial para un coche de drift, con el objetivo de permitir el control del derrapaje y hacer posible el sobreviraje deseado.

Este dispositivo permite un ángulo de giro de las ruedas delanteras de hasta 60 grados. 

Este sistema ha sido desarrollado por Meyle en colaboración con la productora Drift United y se ha acoplado a un Mercedes Clase E 55 AMG “camuflado” con la carrocería de un Clase G W204. Básicamente permite una ampliación del giro de las ruedas de hasta 60 grados.

El desarrollo tuvo lugar junto a conductores profesionales que hicieron sus aportaciones y por el momento se trata de una pieza única montada en el mencionado Mercedes Clase E. Así resumen sus creadores este dispositivo: "El derrapaje controlado a nivel profesional no es posible con una dirección normal. Para ello es necesario un contar con un brazo especial articulado transversal que permita un ángulo de giro de la dirección alto y consiga así un mayor ángulo de derrapaje. Normalmente en los vehículos convencionales el límite de giro de las ruedas es de 40 grados" señala Martin Montag, fundador de Drift United.