Gettyimages-1140674359
¿Cómo llevar tu bici en el coche? Estos son los portabicicletas –seguros– más baratos
48738642 403
Roban este Ferrari 288 GTO tras realizar una prueba de conducción
1017503876-lat-20190514-lat miller 2019 05 14 0043
Un pinchazo boicotea los planes de Fernando Alonso en la clasificación
Land-rover-v8-soho
Este Land Rover Defender ‘Project Soho’ esconde todo un V8 heredado del Corvette
Seat-leon-st-cupra-r-01
Conducimos el Seat León ST Cupra R: El más caro, ¿el mejor?

Cómo vender tu coche por el máximo dinero

Porque desprenderse del que ha sido tu compañero de viaje durante un tiempo puedo no ser la cuestión más sencilla, cuanto más puedas 'rascar' mejor que mejor. Así que toma nota de estos consejos.

Venta-coche-consejos-esquire-1531211037

Si comprar uno nuevo es ya ardua tarea, vender un coche usado supone un ejercicio también titánico en el que los papeles se invierten y te toca a ti desplegar la artillería. Porque debes estar atento a docenas de detalles que inclinarán la balanza a tu favor o que te harán perder ese pellizco que marcará la diferencia entre terminar con buen sabor de boca o que te quedes pensando ‘Si es que soy idiota, lo he regalado’. Por eso, siguiendo este listado de trucos, podrás sacar el precio máximo y cerrar la venta con la cantidad que esperas. Y todo sin engañar al comprador, claro. Que los piratas quedan graciosos en las películas pero, oye, tú eres buena gente.

Antes de empezar, plantéate esto:

1. Cómo de depreciado estará tu coche

Porque no será lo mismo venderlo cuando tenga tres años, que cuando tenga siete o cuando tenga más de diez. Y no únicamente por el lógico criterio del paso del tiempo, sino porque los expertos apuntan a que el coche se deprecia rápidamente durante los cuatro primeros años de vida útil, mantiene su valor más o menos estable hasta los nueve y vuelve a perder de forma evidente a partir de los diez. Por eso, siempre será mejor venderlo antes de que el coche cumpla los cinco o ya después de haber sobrepasado la década. En el primer caso, le sacarás el máximo partido y, en el segundo, te estarás deshaciendo de un coche que ya te ha regalado sus mejores años.

2. Cómo lo has mantenido durante estos años

Porque sabida es la importancia de tener tu coche siempre a punto, por seguridad y confort, pero ahora el hecho de que el vehículo haya sido mimado se convertirá en un termómetro para establecer su precio. Neumáticos, motor, carrocería, interiores… Cuanto más cuidado esté, lógicamente, más pasta podrás sacar.

3. Y si la marca ya ha sacado un nuevo modelo revisado…

No ayudará. Se trata casi de un factor ‘psicológico’, pero el comprador no percibirá de igual forma el mismo coche si es el último de su gama o si la firma ya ha sacado un modelo posterior. Por eso, conviene adelantarse a los lanzamientos y a los cambios de generaciones para imbuir al coche de esa pátina de ‘actualidad’.

Sabido esto, comienza el baile:

1. Piensa dónde lo quieres vender

Podrás cargarte con toda la responsabilidad si lo publicas en páginas de compraventa entre particulares o si lo anuncias en periódicos, o podrás derivar toda la carga si optas por una empresa de compra/venta de coches usados. Tendrás que ser tú quien valore cuánto tiempo tienes y cuántas ganas de estar encima del proceso.

2. Analiza bien el mercado

Si te has puesto en traje de aguerrido vendedor, convendrá que antes de fijar un precio te informes de cómo está el panorama. Puedes pedir una tasación externa o, también –y además– hacer una búsqueda de vehículos similares para saber cuánto piden otros vendedores.

3. Autoexamínate poniéndote en el lugar del comprador

Empieza la venta. Pronto recibirás respuesta a tu anuncio y es necesario que estés preparado. Para ello, nada mejor que cambiar de rol y acercarte a ti mismo como si fueras el posible comprador. ¿Conoces todas las características?, ¿tienes respuesta para cualquier duda? Estar preparado hará que la venta se realice con más solvencia y que, al final y reforzando tu perfil comercial, logres sacar más dinero por tu coche.

4. Aporta el libro de revisiones

Será la garantía más incontestable. Presentarlo con el libro de revisiones en el que quede claro que su mantenimiento ha sido el correcto, además de venderlo con la ITV al día, ofrecerá certidumbre al comprador que dejará en un segundo plano posibles carencias al entender que el coche que está comprando ha pasado con buena nota todos los exámenes realmente importantes.

5. Cuida al máximo las fotos

Y haz, también, algún vídeo. Empieza el marketing y deberás ser capaz de hacer que tu coche entre por los ojos de los posibles compradores. Tómate el tiempo necesario para presentarlo debidamente, sin escatimar en fotografías cuidadas y tratando de cautivar al comprador antes de que tenga el coche delante. Será la primera impresión, la que desencadene el interés que podrá terminar en venta.

Si quieres ver un buen ejemplo de vídeo, este es glorioso.

6. Déjalo como si fuera nuevo

Por dentro y por fuera. Ha llegado el momento de las presentaciones y la imagen será fundamental para redondear al alza el precio de tu viejo amigo. Enseñar el coche limpio, con piezas más o menos mantenidas o incluso renovadas, con el motor sin impurezas, con unas yantas aparentes, sin ningún arañazo en la carrocería… Todos los detalles deberán ser debidamente cuidados, por lo que estará bien que no descartes una pequeña y última inversión en la imagen de tu coche, si ello supone elevar un poco su precio de venta final.

7. No te flipes y advierte también de lo malo

Poner un precio desorbitado, una cantidad ‘A ver qué pasa’, no será el camino para vender tu coche. Tampoco ayudará disimular o eludir comentarios sobre sus posibles carencias, porque las mentiras acabarán saliendo a la luz y harán desaparecer el interés de cualquier posible comprador, sabiéndose engañado. Sé franco, honrado y cabal, y pon énfasis en sus ventajas sin despistar sus puntos flacos.

Si el coche lo merece y conjugas todos los consejos, podrás sacarle toda la pasta que habías pensado.

Vía: Esquire ES