Renault-kangoo-2
Renault Kangoo 2020: La tercera generación, ¡al descubierto!
1017548297-lat-20190609- 2st1683
¿Y si la Scuderia Ferrari perdiese el patrocinio de Mission Winnow?
Amazon-motors
Amazon Motors te pone un coche de renting en tu casa ¡este verano!
Alonso
Fernando Alonso, Mercedes, Ferrari, y los enigmáticos viajes a Carolina del Norte
Bmw-2-active-tourer3
BMW deja de fabricar el Serie 2 Active Tourer

Las ciudades de Colonia y Bonn se unen a la prohibición del diésel

La justicia alemana ha vuelto a prohibir la circulación de vehículos diésel antiguos en determinadas áreas de las ciudades. En concreto, serán las zonas antiguas de estas dos urbes las que prohíban la presencia de estos automóviles.

Bd03c6 c6ae57e4226f4e8bb714b715fea965a5 mv2

Entre los logros más importantes del ingeniero Rudolf Karl Diesel se encuentra el motor de combustión que todos conocemos y cuyo nombre viene heredado de este francés de origen alemán. Nos dejó allá por el año 1913, y si a día de hoy se produjera un milagro y volviese a la vida, seguramente no estaría contento con la actualidad que se vive en Alemania, con respecto al motor diésel.

A lo largo de este año hemos ido viendo cómo la justicia alemana fallaba a favor de prohibir este tipo de propulsores en algunas zonas antiguas de determinadas urbes germanas, incluyendo la capital, Berlín. El inicio de todo este movimiento lo tenemos en la demanda de la asociación Deutsche Umwelthilfe (DUH), que defiende que la prohibición de los coches diésel es la única vía para cumplir con los objetivos medioambientales de la Unión Europea.

Los 40 microgramos por metro cúbico que estipula la UE no parecen ser compatibles con determinados vehículos diésel antiguos, por lo que su circulación por algunas vías de ciudades importantes está totalmente prohibida. La información más reciente al respecto apunta directamente a Bonn y Colonia, donde estos automóviles no podrán circular en determinadas áreas a partir de abril de 2019.

La idea principal es prohibir la circulación a todos aquellos motores anteriores a la normativa Euro 6, es decir, los matriculados antes del 1 de septiembre de 2015.

De esta forma, estas dos ciudades se unen a otras que ya recibieron fallos judiciales sobre prohibiciones de vehículos propulsados por motores diésel, como Aachen, Berlín, Frankfurt, Mainz y Stuttgart. La próxima gran urbe que se puede sumar a esta iniciativa es Múnich

Este debate ha llegado a la primera plana política en Alemania, pues según las distintas mediciones oficiales los residentes de las ciudades germanas respiran altos niveles de dióxido de nitrógeno (NO2). Cabe recordar que en el 2017, un total de 66 ayuntamientos alemanes superaron los límites de contaminación permitidos.

Por tanto, cabe esperar que de aquí a que finalice el año tengamos nuevas informaciones al respecto, con más ciudades uniéndose a un movimiento que comenzó en Hamburgo, donde 265.000 vehículos diésel circulan a diario por sus calles, de los cuales más de la mitad se corresponde con automóviles antiguos que emiten una gran cantidad de gases contaminantes.