Lamborghini-huracan-aeropuerto
¿Viajas a Italia? Este Lamborghini Huracán te dará la bienvenida
Alonso
Fernando Alonso, Mercedes, Ferrari, y los enigmáticos viajes a Carolina del Norte
Nissan-gtr-render
Este Nissan GT-R se pone el traje de competición para acaparar todas las miradas
1017545567-lat-20190608- 56i5577
McLaren cree que el potencial de sus cambios se verá a partir de la temporada 2020
19c0171 055
Los Mercedes-AMG A 35 Sedán y CLA 35 Coupé ya tienen precio: estas son sus claves en vídeo

Casi 34.000 conductores multados por exceso de velocidad en una semana

La semana pasada la DGT intensificó los controles de velocidad dentro de una campaña de seguridad vial a nivel europeo. Los resultados no se han hecho esperar y son sencillamente alarmantes.

Entre los días 18 y 24 de abril la Dirección General de Tráfico desplegó una campaña especial de vigilancia en nuestras carreteras. Hasta 746.133 vehículos pasaron bajo el foco de sus radares y nada menos que 33.959 fueron multados por distintas infracciones.

La mayoría de los conductores sancionados circulaban con exceso de velocidad e incluso tres de ellos incurrieron en un delito contra la seguridad vial y fueron puestos a disposición judicial. Por lo tanto, entendemos que excedieron la velocidad en más de 80 km/h sobre el límite fijado. Aunque en estos casos puntuales desconocemos donde se produjeron las infracciones, Tráfico destaca que en las carreteras convencionales y en ciudad es donde más pisamos el acelerador en exceso, sin tener en cuenta que los límites son más bajos.

Del total de los conductores cazados, sólo el 3,9% circulaba por autovías o autopistas.

La situación preocupa de forma especial a la DGT pues hasta el 80% de las víctimas registradas en nuestras carreteras perdieron la vida en carreteras secundarias y de los 427.2368 vehículos que controlaron en éstas, 21.529 circulaba por encima de los límites establecidos. En autovía llegaron a vigilar a 318.765 coches y a 12.430 les saltó el radar.

Tráfico recuerda que los excesos de velocidad pueden conllevar multas de entre 100 a 600 euros y que las más caras se cobran siempre en vías secundarias o urbanas. Por ejemplo, circular a 130 km/h en en ciudad se castiga con la pena de prisión de tres a seis meses o con trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días.