Hinchan-ruedas-punto-carga
Insólito: mira cómo tratan de inflar las ruedas de su coche estos dos individuos
Alonso champ
Fernando Alonso gana las 24 Horas de Le Mans y es campeón del mundo de resistencia
Sin titulo3
Prueba Nissan Leaf 2019: El dueño de la ciudad
1017552440-lat-20190615-796375
Marc Márquez saca provecho del caos inicial para dar un mazazo al Mundial en el GP de Catalunya
Suzuki-jimny-camper-2
Este Suzuki Jimny se camperiza para ser el compañero ideal del fin de semana

El “primer M” volverá a la vida gracias a BMW Sudáfrica

Aunque no lleva la M en su carrocería el BMW 530 MLE, fabricado en los años setenta, es el primer modelo bávaro desarrollado por BMW Motorsport y el precursor de los M oficiales. Ahora este desmejorado ejemplar va a ser restaurado por la propia BMW Sudáfrica.

Bmw-530mle port

Como todas las grandes familias también la saga M de BMW tuvo un comienzo. Para muchos esa historia comienza con el BMW M1 pero antes de eso BMW Motorsport ya creó algunos modelos a los que se podría considerar los primeros M. El BMW 530 MLE puede considerarse el primero de ellos, una variante deportiva y especial del Serie 5 E12 que fue desarrollado exclusivamente para el mercado sudafricano para venderlo en pequeñas unidades con las que homologar al Serie 5 para la competición.

Este deportivo contaba con un motor de 6 cilindros en línea de 3.0 litros que ofrecía 200 CV y 277 Nm de par máximo. Esto se traducía en un 0 a 100 km/h en 9,3 segundos y 208 km/h de velocidad punta.

Entre 1976 y 1977 se fabricó en dos pequeñas series: la Type 1 con 110 ejemplares y la Type 2 con 117, todas pintadas en color blanco (acompañadas eso sí por las clásicas franjas de colores de BMW Motorsport) y con detalles que revelaban su ADN deportivo con pasos de rueda más anchos, alerones en la zona delantera y trasera, construcción más ligera gracias a paneles en aluminio y acero ligero incluso se llegaron a perforar algunos paneles par conseguir el objetivo de hacerlo aún más liviano.

 

Ahora BMW Sudáfrica va a restaurar uno de esos ejemplares, este que vemos en las imágenes con el chasis número 770100, la unidad número 100 que salió de la producción, que hay que reconocer que se encuentra actualmente en un lamentable estado, aunque además de su redondo número este chasis tiene una gran historia ya que pertenecía al piloto y jefe del equipo de 530 MLE Peter Kaye-Eddie.

La marca compartirá todo el proceso de restauración a través de redes sociales. Una vuelta a la vida que se podrá seguir con el hashtag #BMW530MLE.