Hinchan-ruedas-punto-carga
Insólito: mira cómo tratan de inflar las ruedas de su coche estos dos individuos
Teaser le mans 2019
Todo sobre las 24 Horas de Le Mans
Sin titulo3
Prueba Nissan Leaf 2019: El dueño de la ciudad
1017552440-lat-20190615-796375
Marc Márquez saca provecho del caos inicial para dar un mazazo al Mundial en el GP de Catalunya
Suzuki-jimny-camper-2
Este Suzuki Jimny se camperiza para ser el compañero ideal del fin de semana

BJ Baldwin y su Toyota Supertruck se marcan una Gymkhana épica en Cuba

Seguramente no conozcas a BJ Baldwin, vigente campeón de la Stadium Supertruck, pero no dirás lo mismo tras ver el siguiente vídeo. En esta competición se miden pick-ups con 850 caballos, preparadas para realizar los saltos más increíbles y no han encontrado mejor forma de demostrarlo que esta gymkhana.

Llevábamos tiempo esperando una verdadera gymkhana que nos hiciera poner la pantalla en máxima resolución, subir el volumen de los altavoces y vibrar en el asiento y finalmente, la hemos encontrado en el lugar menos esperado. Ya sabéis, en las carreteras de Cuba circulan todavía automóviles americanos de los años 60, en sus establecimientos no se despachan bebidas energéticas y sin embargo, hasta allí se ha desplazado BJ Baldwind con su Toyota Tacoma Stadium Supertruck patrocinado por Monster y Toyo Tires para dejarnos todo un tesoro en forma de gymkhana. 

Vale, hasta el minuto 1:37 del clip no comienza la acción, pero puedes saltarte el principio del vídeo tranquilamente para alucinar después. Te esperan todos los saltos, derrapes y otras maniobras al límite que puedas imaginar, todos ellos realizados con una voluminosa pick up y algunos en espacios realmente cerrados.

En un momento determinado, el bueno de Baldwin pone rumbo hacia las afueras de la ciudad para demostrar las aptitudes todoterreno de esta bestia de los saltos, capaz de engullir troncos de un tamaño considerable a toda velocidad o derrapar sobre el fuego. Adentrado ya en el bosque, Badlwin eleva el listón con maniobras más espectaculares hasta llegar a la playa algo que hace aterrizando literalmente con salto de 191 pies –más de 58 metros–. Es simplemente impresionante tanto por altura como por longitud y fue realizado ante un numerosos público lo que nos invita a pensar que no hay ni trampa ni cartón. La celebración del final está más que justificada. Tiembla Ken Block, te ha salido un competidor realmente duro.