Pickup-design-exy-monster-x-concept-mercedes-benz-x-class-port
Exy Monster X Concept by Carlex Design: el Clase X más monstruoso
Vettel-vacaciones
Vettel necesita “un poco de espacio” durante el invierno
Neumaticos reciclados
Desde suelas de zapatos hasta “madera”: ¿Qué se puede fabricar con neumáticos usados?
Force india test aleron 2019 1
La normativa de 2019 no satisface a los jefes de equipo
181113 gfp 124138
Probamos el Audi R8 2019: Deportividad a raudales

Bentley y el Royal College Art anticipan el automóvil de lujo de 2050

Con esta curiosa iniciativa Bentley busca definir como será el lujo en el mundo del automóvil en el año 2050. Estas son las claves del coche del futuro. 

Jack watson rca

Bentley y el Royal College Art (RCA) han colaborado para tratar de anticipar como será el lujo británico en lo que a la automoción se refiere. En esta iniciativa participan estudiantes que han definido su idea de la movilidad de lujo del futuro con una serie de propuestas. 

El objetivo planteado por Bentley se ha basado en que los estudiantes analicen su visión sobre el lujo en el mundo del automóvil y como será éste dentro de 30 años. Entre los proyectos hay una característica común que señala el coche autónomo como una de las tecnologías que estará más afianzada.  

En total se han elaborado 24 propuestas y 4 han sido las seleccionadas como particularmente provocadoras. Una de las claves es la unión de la tecnología con la artesanía, claves para Bentley. 

El gusto por los vintage podría volver en 2050 y convertirse en un lujo conducir un coche con motor de combustión. 

El lujo del futuro en lo que a movilidad se refiere también señala la importancia de la sonoridad, con un vehículo que es capaz de filtrar los ruidos molestos y estresantes para conseguir un elevado nivel de confort de los ocupantes.  

Una de las propuestas mas originales es la de Kate NamGoong que asegura que lo inesperado y lo emocional serán cualidades muy apreciadas por los clientes en el año 2050. Además, destacará el efecto vintage y será un verdadero lujo conducir vehículos con motor de combustión, cuando los coches totalmente autonomos y eléctricos dominen la movilidad. Será un lujo por ejemplo ver el funcionamiento mecánico de un motor, tal como sucede hoy día con los relojes mecánicos.