Alp 5300
Los coches preferidos en Instagram: ¿Qué modelos son los más buscados? 
Renault
Renault F1 se apunta al ‘roadshow’ en Disneyland París
Global-expedition-vehicles-patagonia port
GXV Patagonia: aventura desde casa
Mclaren sobre normativa 2021
McLaren podría considerar su situación en F1 si no le gustan los cambios de 2021
El-coche-fanta-stico-1551345452
David Hasselhoff confirma el remake de ‘El coche fantástico’

¿Cáscaras de almendra para las baterías de los coches eléctricos?

Puede parecer una broma pero no lo es. Un grupo de investigadores de la Universidad de Córdoba ha conseguido incrementar de forma apreciable la capacidad de las baterías de los coches eléctricos mediante la utilización de cáscaras de almendras.  

Bateria-electricos

Esta sorprende noticia nos llega desde el sur de España, en concreto de Córdoba, donde un equipo de investigadores de la Universidad de esta ciudad ha fabricado una batería para coches eléctricos que aseguran aumenta su autonomía en un 60%

Pues según confirma en un comunicado la propia Universidad de Córdoba el equipo de investigación FQM-175 de Química Inorgánica del Instituto Universitario de Química Fina y Nanoquímica  (IUNAN) el objetivo es buscar materiales para baterías cuyo uso no perjudique al medio ambiente pero que consigan un alto rendimiento para acumular energía. Pues según este equipo uno de esos materiales puede estar en la cáscara de las almendras. 

En este sentido, Almudena Benítez y Marcos González, integrantes del equipo, han demostrado que las cáscaras de almendra pueden ser transformadas en un tipo de carbón activo fundamental para estas baterías.

Esta nueva batería ya se ha probado en cargas rápidas, de aproximadamente una hora, y ha sido un éxito. 

Asimismo, en un trabajo publicado recientemente en la revista Materials, el equipo coordinado por los profesores Julián Morales y Álvaro Caballero muestra cómo se puede convertir la cáscara de este fruto seco en un carbón activo microporoso y el excelente rendimiento que tiene en las baterías basadas en azufre. Lo han hecho utilizando un proceso rápido de activación y pirolisis. 

Esta nueva batería ya se ha probado en cargas rápidas, de aproximadamente una hora, y ha sido un éxito. El objetivo es acortar aún más el plazo y conseguir recargas todavía más rápidas, sin duda una de las principales demandas del coche eléctrico.  

La ventaja de este material radica en que las cáscaras de almendra son un residuo procedente de la biomasa, por lo que es sostenible ya que no utiliza compuestos derivados del petróleo o elementos caros o poco abundantes. 

Así lo explica la investigadora principal del estudio Almudena Benítez, “estamos valorizando un residuo que se genera de manera muy abundante en España y especialmente en la provincia de Córdoba, dándole un valor añadido hacia una explotación en sectores de alta tecnología”. Los primeros resultados con estas baterías preparadas con carbones derivados de cáscaras de almendra señalan que podrían aumentar un 60 % la autonomía de un vehículo eléctrico estándar, donde se utilizan las baterías convencionales de litio”.