522684
Las marcas de coches más fiables para 2019… y las menos
Sainz 01
La Fórmula 1 ya sabe lo que es Carlos Sainz
Mini-john-cooper-works-gp
El Mini John Cooper Works GP prepara su llegada bajando de los 8 minutos en Nürburgring
Verstappen - leclerc
Verstappen continúa dejando en evidencia a Ferrari
Gettyimages-1131693115
Neumáticos de baja resistencia a la rodadura, ¿qué son? ¿merecen la pena?

El Transporte público de Barcelona será más limpio con estos autobuses electrificados

La flota de la compañía TMB remplazará sus autobuses más antiguos por otros más modernos propulsados por electricidad, gas natural o sistemas híbridos. Además, se aumentará el número de estos con el fin de reducir en la medida de lo posibles las emisiones.

Tmb

Reconocida en 2015 por la Unión Internacional de Transporte Público como la flota de bus más limpia de Europa, TMB (Transports Metropolitans de Barcelona) sigue adelante en su búsqueda por un parque de vehículos más respetuosos con el medio ambiente. Los últimos planes de la compañía pasan por sustituir sus viejos autobuses diésel y de gas natural comprimido por unos más avanzados.

En total, 449 buses de gasóleo y GNC de primera generación dejarán paso a otros híbridos, eléctricos y de gas natural más modernos en un periodo comprendido entre 2017 y 2020. De todos ellos, según explicó el consejero delegado de TMB, Enric Cañas; el adjunto al consejero delegado, Pau Noy, y el director de Ingeniería de Bus, Josep Maria Armengol, 26 se remplazaron el año pasado, 254 lo harán este año, 98 en 2019 y 71 en 2020.

Además de la sustitución propiamente dicha, el objetivo de la firma pasa por reducir drásticamente las emisiones de CO2 y para ello se aumentará el número de autobuses. Es decir, se pasará de los 205 modelos híbridos actuales a 393, mientras que los eléctricos aumentarán de 4 a 56 ejemplares. Los de gas natural, por su parte, se mantendrán en torno a las 380 unidades. El resultado final se traducirá en una reducción de emisiones del 7% para 2018 y del 15% para 2020.

Por otro lado, dada la falta de oferta por parte de los fabricantes a la hora de contar con autobuses más pequeños que cuenten con tecnología híbrida o eléctrica, los diésel seguirán estando presentes en la flota de TMB para las rutas de barrio. Todos ellos cuentan con filtros de partículas y sistemas de tratamiento para reducir al máximo las emisiones. Está previsto que se retiren finalmente entre 2024 y 2026.

Por último, este proyecto de renovación de flota ha sido escogido por el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente dentro de su programa Fes-CO2 de incentivos a las actividades bajas en carbono, por lo que recibirá una aportación máxima de 500.000 € hasta 2023. Cabe recordar que la inversión de TMB es de 125 millones de euros.