Google-maps-mobile
Google Maps ya avisa de incidencias y radares en las carreteras españolas
Grid 2019
La franquicia GRID regresa con Fernando Alonso como protagonista
Ohmss-dbs-superleggera-(6)
Aston Martin DBS Superleggera 007 ‘Al servicio secreto de su majestad’
Collage indy monaco
Horarios y cómo ver el GP de Mónaco de Fórmula 1 y las 500 millas de Indianápolis
Boxster-ruso
El Porsche Boxster más falso llega desde Rusia… y parte de un Lada

Aurus, la empresa que fabrica la limusina de Putin, ha recibido tres denuncias

La compañía rusa ha recibido hasta tres demandas consecutivas. Los autores: Toyota, Lamborghini y Michelin. El motivo: algo más simple de lo que puedas pensar...

Coche-putin

La última cumbre entre Rusia y Estados Unidos celebrada el pasado verano en Finlandia, sirvió para que viéramos por vez primera al nuevo vehículo del presidente ruso Vladimir Putin, una súper limusina acorazada cuyo desarrollo ha superado ya los seis años y es que pese a estar ya en circulación, todavía continúa mejorando algunos aspectos, tal y como te contamos aquí.

Pero hoy, esta bestia del asfalto no es noticia por ninguna de sus características o prestaciones. Lo que le ha valido una triple denuncia por parte de fabricantes tan importantes como Toyota, Lamborghini o Michelin es su nombre. Sí, y es que ‘Aurus’ se parece sospechosamente demasiado a otras denominaciones como Auris, Urus o Taurus, ampliamente utilizadas por las tres marcas citadas, respectivamente.

Para los fabricantes japonés, francés e italiano, que curiosamente no habían puesto objeción alguna a los topónimos que ellos mismos emplean, la compañía rusa les ha plagiado pues la denominación escogida por los rusos solo cambia en una letra. Así, los tres han elevado su queja a la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO), que será ahora la encargada de dictar sentencia al respecto.

Desde Aurus, marca propiedad del grupo Nami aseguran que esta denominación está registrada ya en las Oficinas del Benelux, Letonia y Lituania, donde todos los vehículos que comercialice llevarán ese nombre. No obstante, a día de hoy no sucederá lo mismo en otros mercados como el de la Unión Europea. Hasta que el EUIPO resuelva el conflicto, no podrá denominarse como tal.