Gettyimages-1131693115
Neumáticos de baja resistencia a la rodadura, ¿qué son? ¿merecen la pena?
Verstappen - leclerc
Verstappen continúa dejando en evidencia a Ferrari
Robo-coches
Detenidos acusados de robar más de 1.000 coches
1017562575-sut-20190622-ms1 6114
Lewis Hamilton vuelve a atizar a la Fórmula 1
Renault-triber-2020-1600-17
Renault Triber: el único utilitario de 7 plazas te muestra su interior en vídeo

¿Podrá este Audi RS 3 batir a un Lamborghini Aventador en línea recta?

Aunque pueda parecer un duelo desigualado, la siguiente drag race nos ofrecerá una batalla de lo más entretenida, y quizás alguna sorpresa. ¿Por quién apuestas?

Maxresdefault

Cualquiera que vea una carrera de aceleración entre un compacto deportivo y un coche exótico, como pueda ser un Ferrari o un Lamborghini, dirá que es demasiado desigualado y que la emoción brilla por su ausencia. Sin embargo, ya hemos visto en otras ocasiones de lo que son capaces las llamados sleepers, aunque en este caso no hablemos de uno como tal.

Los dos rivales que se van a enfrentar a continuación son un Audi RS 3 Sportback y un Lamborghini Aventador, ambos de color azul. A lo largo del evento veremos también otro tipo de duelos entre diferentes coches, sin embargo, el más interesante es el que han reservado para el final del vídeo. 

Pero primero, vamos a comentar las características técnicas de cada uno de los contrincantes de esta batalla. El primero de ellos procede desde Alemania y uno de sus principales aliados es el sistema de tracción a las cuatro ruedas, además de su propulsor 2.5 TFSI con sus 400 caballos y un par máximo de 480 Nm. Estas cifras hacen que el compacto de los cuatro aros pueda acelerar de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos, mientras que su velocidad máxima es de 280 km/h, con el limitador electrónico deshabilitado. 

Por otro lado, encontramos al representante italiano de los supercars. Su baza principal es el V12 atmosférico de 6.5 litros que descansa en la parte trasera del Aventador, el cual entrega 700 caballos y un par máximo de 690 Nm, asociado a una caja de cambios automática de siete relaciones. Todo ello le permite alcanzar los 100 km/h en 2,9 segundos y una velocidad máxima de 350 km/h.

No queremos desvelar el resultado de la carrera, pero sí diremos que un gesto realizado por el piloto del Audi puede resultar definitivo. Desconocemos si el compacto alemán está modificado o si se conforma con el rendimiento de fábrica. Sea como sea, lo mejor será que comprobéis vosotros mismos el desenlace final.