Gettyimages-1085660578
Todo sobre la la tecnología mild hybrid: ¿Merecen la pena los llamados micro híbridos?
Alonso mclaren indy q 2019 1
McLaren se disculpa con Alonso tras el fracaso de Indianápolis
Ld11014
El mítico Land Rover Defender se convierte en esta completa camper
1017510998-lat-20190518-levitt-i500-0519 34589
Fernando Alonso no logra la machada y se queda fuera de las 500 millas de Indianápolis
Vonnen-porsche-911-hybrid-port
Vonnen trae al presente el Porsche 911 Hybrid

Así es como no debes usar el modo Drift del Ford Focus RS

Un miembro del club neoyorkino de propietarios de Focus ST y RS ha sido la última víctima del modo de conducción Drift de Ford. La marca recomienda usarlo sólo en circuito y la desobediencia, en ocasiones, te lleva directamente al accidente.

Un joven norteamericano ha protagonizado uno de los primeros accidentes en carretera del nuevo Ford Focus RS y aunque desconocemos su identidad, viendo las imágenes nos queda claro una cosa: no se trata de Ken Block. El piloto norteamericano intervino en el desarrollo del último Focus RS, especialmente en la puesta a punto del polémico modo Drift, que –recordemos– Australia prohibió recientemente porque permite al conductor realizar las grandes cruzadas a las que Block nos tiene tan acostumbrados. No obstante, que él las realice con una facilidad pasmosa, no quiere decir que la técnica no sea compleja y que requiera unos márgenes de seguridad que la carretera no te concede.

Ford subraya que este modo de conducción es sólo para circuito pero claro, cuando te compras el nuevo Focus RS y sales a pasear un domingo cualquiera con tus 'colegas' propietarios del club New York ST algo te corroe por dentro. Sí, son las ganas de demostrar que tu coche tiene algo más que el resto, un botón mágico que te permite tomar esa horquilla como el mismísimo Ken Block. Entonces te vienes arriba, aceleras más de la cuenta, la curva se te echa encima y cuando te quieres dar cuenta estás aterrizando en la cuneta tras impactar de forma virulenta con la propia ladera de la montaña. Game over.

Afortunadamente, todo quedó en un susto y ahora podemos tomárnoslo a broma porque la rigidez estructural del Focus y sus numerosos airbags permitieron que su imprudente conductor saliera ileso, pero podía no haber sido así. Por suerte, varios de sus camaradas registraron el accidente desde las cámaras de sus coches por lo que nuestro intrépido conductor podrá contemplar su ridícula maniobra tantas veces considere necesario. Lo único que esperamos, es que le sirva de escarmiento y aprenda la lección.