Pickup-design-exy-monster-x-concept-mercedes-benz-x-class-port
Exy Monster X Concept by Carlex Design: el Clase X más monstruoso
Vettel-vacaciones
Vettel necesita “un poco de espacio” durante el invierno
Neumaticos reciclados
Desde suelas de zapatos hasta “madera”: ¿Qué se puede fabricar con neumáticos usados?
Force india test aleron 2019 1
La normativa de 2019 no satisface a los jefes de equipo
181113 gfp 124138
Probamos el Audi R8 2019: Deportividad a raudales

10 motivos por los que odiar –sin tapujos– el día sin coche

Hoy se celebra, teóricamente en todo el mundo, el día internacional sin coche pero seguramente a ti, como a nosotros, te haya pillado conduciendo. No te preocupes, tenemos un buen puñado de razones para que sentirnos orgullosos de ello.

Driving-pleasure

1.- Porque ni contaminan tanto ni son todos iguales

Es el argumento central de quienes imaginan un mundo sin coches como algo "idílico", exactamente lo contrario que nos sucede a nosotros. En efecto, el tráfico rodado implica cierta contaminación tanto a nivel de emisiones como acústica pero seamos claros, nunca los automóviles habían generado niveles tan escasos polución como en la actualidad y nunca habíamos tenido como clientes la posibilidad de adquirir coches con mecánicas tan diversas.

Sometidos a estrictas normas medioambientales que seguirán endureciéndose en los próximos años, tanto los diésel como los gasolina han rebajado sus emisiones drásticamente en los últimos años, y seguirán haciéndolo en el futuro tal como pudiste comprobar en la entrevista que mantuvimos con Oriol Canut recientemente, un experto en la materia. Pero es que además, no ha sucedido lo mismo en otros ámbitos como la industria, la eficiencia energética de los hogares o la propia generación de esa energía pues recordemos que no son pocos los países que mantienen sus centrales nucleares en marcha, incluido el nuestro. Pero aún así, si queremos ser quisquillosos con el tema de la contaminación, tenemos en el mercado actual una infinidad de tecnologías limpias para movernos en el día a día como Dios manda: en coche. Hay eléctricos de todo tipo, potencia y precio, híbridos, vehículos a Gas Natural o GLP y hasta algunos con hidrógeno. Tú decides. 

2.- Porque dan trabajo a media España

El sector de la automoción es uno de los principales motores de nuestra economía y uno de los que crece a mayor ritmo en los últimos años, con un ascenso en torno al 10% anual previsto para los próximos periodos. Hablamos de una maquinaria inmensa que genera empleos en áreas muy diferentes y que representa el 10% del PIB y el 19% del total de las exportaciones españolas. Sólo a nivel de industria, España es toda una potencia mundial y es que aquí se fabrican 2,8 millones de vehículos año de marcas distintas y con factorías repartidas por todo el país, la mayoría con miles de trabajadores en nómina. Es el caso Seat en Barcelona, Ford en Valencia, Renault en Palencia y Valladolid, Volkswagen en Navarra, Nissan en Ávila y sobre todo Barcelona, PSA en Madrid, Vigo y Figueruelas, o Mercedes en Vitoria, por citar las más importantes, pero echar un vistazo a las fábricas españolas de vehículos y componentes, es aprender geografía.

3.- Porque nos regalan un tiempo precioso

Y es que sea como sea tu coche y hayas invertido el dinero que te haya dado la gana en él, lo que está claro es que te va a empezar a devolver esa inversión desde el primer día en forma de tiempo. Quizá el bien más preciado hoy en día. ¿Te has preguntado cómo llegas al trabajo, a la universidad o a la casa de esos familiares que viven en otra ciudad de la forma más rápida? No lo has hecho porque el coche es tu solución perfecta y no decimos nada si tu plan es ir a algún centro comercial, comprarte algo para ti o para tu casa y llevártelo puesto…

Por suerte, más allá del estrés del día a día, existen las vacaciones. Elige tu lugar de descanso favorito para pasar las mismas, para desconectar o simplemente para volver a tu pueblo y descubrirás que sólo hay una forma cómoda y rápida de llegar allí. Sin rodeos, sin horarios estresantes y sin agobios porque sí, en el peor de los casos puedes verte envuelto en algún atasco pero no te va a pillar la huelga de controladores aéreos, ni las obras de las vías del tren, ni vas a perder el autobús porque saliste tarde del 'tajo'. Tu coche te espera siempre con su calefacción en invierno y su aire fresquito en verano y por supuesto, tu música favorita. Tengas un día malo, bueno o regular, o estés dispuesto a iniciar el viaje una hora después de lo que tenías previsto. Tu fiel compañero de viaje te espera.

4.- Porque forman parte de nuestra vida

Consecuencia directa de esa gran hospitalidad y de su inquebrantable lealtad, tu coche y tú os vais a enamorar. Sé que suena muy fuerte pero no lo digo yo, lo confiesan así uno de cada tres españoles según estudios como este de AutoScout24 que te servimos aquí a modo de ejemplo. Pero hay muchos más e igual de contundentes, como este anuncio de un Peugeot 206 dispuesto a separarse de su dueño no sin cierta nostalgia, o el inolvidable entierro de Lonnie Holloway en Estados Unidos, un hombre que decidió descansar para siempre bajo tierra en su Pontiac Catalina de 1973. Poca broma.

Ah, y no pienses que son casos aislados, si llevas un tiempo conduciendo el mismo coche y echas la vista atrás, seguro que en muchas de las anécdotas que has contado a tus amigos o en muchas de las experiencias más intensas que has vivido últimamente, estaba presente de una u otra forma. ¡Por ahí se empieza!

5.- Porque nos dan los vídeos más divertidos… y los más estúpidos

¿Recordáis el reto viral de este verano? Te lo contamos aquí, se llamó #InMyFeelingsChallenge y ha trastocado para siempre una canción que cada vez que suena, nos trae a la mente la escena de alguien bajándose de su coche en marcha para realizar un baile 'sugerente', por denominarlo de alguna manera. Ha sido, de largo, una de las mayores estupideces que hemos visto en mucho tiempo y por supuesto ha derivado en todo tipo de sustos, sanciones, lesiones y sucesos desagradables. Pero una vez más, ha venido a demostrar que nos gusta usar el coche para divertirnos y en ocasiones, para hacer reír a los demás porque si siempre hubo recopilatorios divertidos en Youtube fueron los relacionados con el automóvil y bueno, este verano también nos hemos partido de risa con algunos como éste.

6.- Porque los mecánicos como éste no tendrían de qué quejarse

Vale, imaginemos por un instante que ese mundo sin coches ha llegado, que el día 22 se septiembre provocó un giro en la historia y nos demostró que estábamos equivocados y se puede vivir sin automóviles. Algo todavía más increíble que eso acaba de suceder y es que el taller de Andre Wattebled, el mecánico más viral, está vacío. No queremos ni imaginarnos el contenido y sobre todo la duración de los vídeos que puede publicar a partir de este momento el profesional de la mecánica más famoso de nuestro país; acostumbrado a dedicarnos auténticos ‘turrones’ pese a tener su negocio repleto de vehículos con el capó levantado en cada esquina. Con todo el tiempo libre del mundo, puede ser una auténtica bomba. Ah, y lo peor de todo es que seguro que estamos de acuerdo con sus argumentos, ¡cómo no!

7.- Porque los futbolistas no van a ir en patinete

En este mismo escenario digamos que ‘real’ sin coches, se nos ocurren muchos más damnificados. Concesionarios, taxistas –y sus enemigos de negro–, gasolineros o nosotros mismos –por qué no decirlo– pero hay quienes saldrían perdiendo de verdad: los futbolistas y deportistas de élite en general, que guardan en su garaje auténticas joyas automovilísticas. ¿Alguien se imagina a los jugadores de Real Madrid o Barcelona yendo a entrenar en bicicleta o patinete? En vez de firmar autógrafos a los aficionados, serían ellos los que les pedirían bidones de agua. No puede sere. Y por supuesto, nosotros nos quedaríamos también sin ver auténticas excentricidades sobre ruedas como las que suponen los coches de Aubameyang o los del propio Floyd Mayweather. ¡Qué desperdicio!

8.- Porque la tracción animal estaba muy mal

Más allá del nivel de ruido, polución y congestión que las ciudades hubieran conseguido reducir en este supuesto, tan drástica medida como la eliminación del coche, necesariamente provocaría en las zonas rurales una vuelta al siglo XIX. Y es que sin transporte público ni nada que se le parezca, calculamos que los animales, siempre tan a mano, retomarían una de sus funciones más primarias: ser la pieza clave en cuanto a movilidad. Caballos, burros y hasta bueyes no tardarían en ser empleados para tirar de carruajes y todo tipo de maquinaria rudimentaria porque si los coches contaminaban demasiado, los tractores ni te cuento y al final, en la obsesión de naturalizar el planeta, el movimiento verde habría conseguido devolver al hombre al medio con todos sus pros y todos sus contras, dejando al movimiento animalista a los pies de los caballos. Nunca mejor dicho. Ah, por cierto, los excrementos de estos herbívoros contienen más CO2 del que emiten algunos coches… ¡el colmo!  

9.- Porque queremos muchos fines de semana de carreras

¿Te gusta el deporte?, ¿practicarlo?, ¿seguir las evoluciones de los nuestros en las distintas disciplinas? Pues no debiste haber apoyado el día sin coches y todo este movimiento porque lo que conseguiste fue dejar sin trabajo a los Fernando Alonso, Carlos Sainz –padre e hijo–, Dani Sordo y un largo ectétera. El automovilismo español nos brinda fines de semana con buenas dosis de emoción y un espectáculo que no queremos perdernos por nada del mundo. Además, en la Fórmula 1 y también en el Mundial de Resistencia, ya tenemos bólidos con tecnología híbrida sobre la pista. Eso por no hablar de los Fórmula E, de cero emisiones. Aquí todo el mundo se ha puesto las pilas; y nunca mejor dicho… Que nos sigan divirtiendo, por favor.

10.- Porque definitivamente, nos apasiona conducir

Sí, al ser humano le gusta conducir. Es una sensación de control, de libertad, única, la que nos brindan los vehículos y es muy difícil desprenderse de ella. Nos otorgan la capacidad de desplazarnos casi a cualquier lugar manejando con facilidad una máquina realmente compleja y eso es algo especial. Es cierto que hay a quienes la conducción les causa más pereza que otra cosa. Incluso, en algunos llega a provocar patologías como la amaxofobia o miedo a conducir, pero es que hay gente para todo... La gente normal queremos seguir disfrutando de este placer toda la vida.

Con este artículo hemos querido aprovechar una fecha tan señalada como la del día internacional sin coches para reivindicar a los mismos desde un punto de vista humorístico. Por supuesto, somos conscientes del mensaje que se quiere transmitir con esta jornada que busca promover un uso responsable y sostenible del vehículo, no su erradicación, una idea con la que estamos plenamente de acuerdo. Eso sí, no nos sucede lo mismo con quienes en estos tiempos demonizan el uso del automóvil, haciéndolo responsable de todos los males a nivel de ecología o movilidad que puedan sufrir algunas ciudades. Esta idea nos ha permitido ironizar con mayor profundidad de la esperada en estos argumentos, será por algo.